Italia, nuevo desafío en el Mediterráneo
Inicio > Quiénes somos > Noticias 
Bookmark and Share
Inmigrantes duermen en el suelo tras su llegada al puerto de Calabria.
Médicos del Mundo mantiene un amplio operativo en la región de Reggio Calabria.


La situación en Libia y el acuerdo entre la Unión Europea yTurquía la han convertido en el país europeo que más llegadas de migrantes recibe

11 de enero de 2017.- El deterioro de la situación en Libia y las consecuencias del acuerdo entre la UE y Turquía firmado el año pasado han hecho aumentar el número de migrantes que viajan hacia Europa a través del Mediterráneo central y han convertido a Italia en el país que mayor número de nuevas llegadas recibe: más de 180.000 en 2016, con más de 5.000 personas fallecidas registradas. Nigeria es el país de procedencia de la mayoría (un 19% del total), seguido de Eritrea, Gambia y Egipto, aunque también de zonas de Asia como Bangladesh.

Preocupa especialmente que el 15% del total de llegadas a Italia lo protagonicen menores no acompañados. El año pasado fueron unos 25.000, el doble que en 2015. Se trata sobre todo de adolescentes africanos de entre 14 y 18 años, un ranking que encabezan quienes salen de Gambia (uno de los países con menos habitantes del continente y al mismo tiempo, uno de los cinco mayores emisores de emigrantes). Del total de menores de 18 años que tocaron tierra italiana en 2016, el 91% formaba parte de este colectivo; es decir, llegaron sin la compañía de ningún adulto. Para la mayor parte, Italia es sólo un Estado de tránsito en su camino hacia el centro y el norte de Europa.

Médicos del Mundo mantiene un amplio operativo en la región de Reggio Calabria, que incluye una unidad móvil para consultas médicas en el puerto, otra unidad de este tipo especializada en atención psicosocial, atención sanitaria en 4 centros de primera acogida (Scatolone, Capitaneria, Montebello y Rosali), servicio de intérpretes en distintas lenguas durante el proceso de desembarco, servicio de mediación para fomentar actitudes de acercamiento cultural y prestación de información sobre el derecho a la protección internacional a través de un equipo de trabajadores sociales. También trabajamos en el fortalecimiento de centros de acogida de segundo nivel, gestionados por cooperativas italianas.

Hasta el 30 de noviembre pasado, se contabilizaron 1.055 visitas médicas en estos centros –muchas de ellas por quemaduras producidas durante la ruta a causa del combustible-, se repartieron más de 3.000 folletos informativos en el puerto y casi 1.200 menores participaron en las actividades psicosociales. Además, se facilitó formación especializada a 300 profesionales, voluntariado y organizaciones locales. En este contexto, es clave la formación del personal en materia de salud mental, que debe gestionar “reacciones normales ante situaciones anormales”, en palabras de una de las psicólogas de la organización.

En el trabajo con menores tienen especial importancia las actividades grupales, como el juego, las sesiones de dibujo –que les permiten expresar las experiencias vividas durante su viaje y tras su llegada- y la musicoterapia, gracias al voluntariado del museo de instrumentos de la región. Con apoyo del equipo de Médicos del Mundo, los niños y niñas han producido su propio boletín de noticias, “Giornalino".

El peor balance de muerte en el Mediterráneo

La ruta del Mediterráneo central ha visto aumentar su importancia en los últimos meses como consecuencia de la inestabilidad en el norte de África y de las decisiones políticas en Europa y ha registrado nuevas dinámicas en el tráfico de personas, como la de soltar lanchas de goma sin motor a la deriva para que sean rescatadas –si hay suerte- por los equipos de salvamento.

Como resultado de esta conjunción de factores, en 2016 se documentó el rescate de más de 20.000 personas en embarcaciones en peligro en el Mare Nostrum y más de 5.000 muertes (frente a las 3.770 del año anterior), el peor balance jamás contabilizado. En Italia, las llegadas han aumentado un 17´3% (181.436, según datos del Ministerio del Interior italiano y ACNUR).

Las decisiones políticas en el tablero europeo tienen un gran impacto en la situación que se está registrando en Italia, como el cierre de fronteras en diferentes países de la UE que anuncia el restablecimiento del denominado sistema de Dublín. Esta medida significa que todos los estados miembros de la UE tendrán la posibilidad de enviar de vuelta a Grecia o a Italia a partir de esa fecha a los hombres, mujeres y menores solicitantes de asilo que llegaron a Europa a través de estos países, principales vías de acceso al continente.

Peticiones de Médicos del Mundo

Desde nuestra organización, instamos a todos los Estados miembros y a las instituciones de la UE a:

  • Garantizar unas condiciones de acogida adecuadas (refugios, instalaciones sanitarias, atención médica, acceso a la información, etc) conforme a los estándares de la intervención humanitaria.
  • Garantizar una protección jurídica satisfactoria a quienes presentan una situación de mayor vulnerabilidad, especialmente para las mujeres y menores de edad, que representan ya la mayoría de quienes llegan a Europa huyendo de sus países.
  • Habilitar vías seguras de acceso a Europa para las personas que huyen de conflictos y violaciones de derechos humanos.
  • Asegurar el acceso a los sistemas de atención sanitaria nacionales, basados en la solidaridad, la igualdad, y la equidad.
  • Además, los Estados miembros de la UE deben permitir a las personas solicitantes de asilo que estas ejerzan su derecho en el país de su elección.

MÁS INFORMACIÓN

Documentos relacionados:






  • Etiquetas:
  • atención psicosocial, 
  • inmigración, 
  • inmigrantes, 
  • Mediterráneo, 
  • menores no acompañados, 
  • refugiados 


Comentarios
Formulario para comentar el contenido:

¿QUIERES COMENTAR ESTA NOTICIA O CONTENIDO?







Capcha

No entiendo el texto




* Todas los comentarios estarán sujetos a moderación antes de ser publicados.
** Médicos del Mundo no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios.