Dona

Declaración conjunta sobre protección y acceso humanitario en Ucrania

Fotografía: Petro Chekal

Declaración conjunta sobre protección y acceso humanitario en Ucrania

Más de un millón de personas han huido de Ucrania hacia Polonia, Hungría, Rumanía, Moldavia, Eslovaquia y otros países
Esencial

La Red Internacional de Médicos del Mundo junto a otras organizaciones internacionales y humanitarias abajo firmantes, hacemos un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que actúe en la prevención de una tragedia humanitaria si no se dan las llamadas “ventanas de silencio” -ceses de fuego localizados por parte de las fuerzas armadas de ambos lados del conflicto y que ofrezcan el compromiso de abstenerse a disparar durante periodos específicos- con las garantías de seguridad pertinentes para evacuar a la población civil y llegar a las personas que necesitan asistencia humanitaria.

Las organizaciones humanitarias piden desesperadamente la rápida puesta en marcha de corredores humanitarios que permitan el flujo de la ayuda humanitaria, la evacuación segura de la población civil y la salida del personal humanitario de los lugares en peligro.

Aunque las organizaciones humanitarias han conseguido rápidamente asistencia humanitaria, incluyendo medicamentos vitales, alimentos y otros artículos de primera necesidad, es imposible que el personal humanitario y voluntario puedan entregarlo si no se dispone de ventanas de silencio y se cuenta con garantías de seguridad, ninguna de las cuales existe en este momento ni en las zonas de acción militar activa ni en las zonas cercanas".

Los datos de ACNUR muestran que, hasta el 4 de marzo, más de un millón de personas han huido de Ucrania desde el comienzo de la escalada militar hacia Polonia, Hungría, Rumanía, Moldavia, Eslovaquia y otros países. Al mismo tiempo, muchas personas civiles, entre ellas personal humanitario y sanitario, siguen sin poder desplazarse y recorren largas distancias para buscar seguridad en el interior o en los países vecinos.

Debe permitirse y facilitarse el paso sin obstáculos de la ayuda humanitaria para la población civil que la necesita, ayuda que es imparcial y se lleva a cabo sin ninguna distinción, de acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario. El Cuarto Convenio de Ginebra exige a los Estados que "permitan el libre paso de todos los envíos de material médico y hospitalario" destinados a la población civil y "el libre paso de todos los envíos de alimentos esenciales, ropa y otros productos destinados a las personas menores de quince años, mujeres embarazadas y lactantes y otras en situaciones de post parto".

Acogiendo con satisfacción los resultados de la segunda ronda de negociaciones entre Ucrania y la Federación Rusa, celebrada el 3 de marzo, en la que las partes en conflicto llegaron a un entendimiento sobre la necesidad de garantizar corredores humanitarios conjuntos, instamos a:

  • Un cese inmediato de las hostilidades y de los ataques contra la población civil, objetivos civiles e infraestructuras, especialmente en las zonas urbanas y densamente pobladas.
  • Un acceso humanitario seguro y sin obstáculos, incluso a través de las líneas de conflicto, para que la asistencia humanitaria llegue a todas las personas que la necesitan, especialmente a aquellas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, y que respeten la independencia de las organizaciones humanitarias y la protección del personal humanitario y voluntario.
  • Que los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas cumplan su mandato de garantizar la protección de la población civil y mantener la paz y la seguridad internacionales al margen de la confrontación política.
  • Que respeten el derecho internacional humanitario y garanticen incondicionalmente las ventanas de silencio y las garantías de seguridad en las zonas de operaciones de combate para evacuar a la población civil y al personal de emergencia y para llegar a las personas que necesitan asistencia humanitaria sin ninguna discriminación. Las ventanas de silencio nunca se utilizarán para el desplazamiento forzoso.
  • Que la comunidad internacional, especialmente Naciones Unidas y OSCE, faciliten la puesta en marcha y la supervisión de corredores humanitarios sistemáticos que permitan el paso rápido de cargamentos y convoyes humanitarios, incluyendo el paso seguro de todas las personas civiles y trabajadoras humanitarias.
  • Que los países vecinos de Ucrania acojan por igual a todas las personas inmigrantes y apátridas que huyen de Ucrania, independientemente de su nacionalidad, país de origen, religión, raza o etnia.

 

La tragedia humanitaria es evitable

 

Puedes apoyar económicamente nuestro trabajo a través de los siguientes canales:

Web: Haz una donación

Bizum: 33509

Transferencia bancaria: IBAN ES54 2100 4466 9902 0002 0000

Por teléfono:  902 286 286/ 91 567 86 01