Dona

Ponemos el acento sobre el cliente como corresponsable de la trata con fines sexuales

Fotograma del cortometraje "Escúchame"

Ponemos el acento sobre el cliente como corresponsable de la trata con fines sexuales

Prostitución

Coincidiendo con el Día Europeo contra la Trata de Personas, Médicos del Mundo quiere poner el acento en la demanda de la trata de personas con fines de explotación sexual y propone acciones de sensibilización sobre la situación de las víctimas de trata y el estudio de sanciones a quienes pagan servicios sexuales con víctimas de trata.

La trata de personas constituye la esclavitud del siglo XXI como la ha calificado la ONU y supone una grave violación de derechos humanos. Cada año, casi 3 millones de personas, el 80% mujeres y niñas, son víctimas del tercer negocio clandestino más lucrativo del mundo, tras el tráfico de armas y drogas.

Para intentar trasladar a la ciudadanía la corresponsabilidad del cliente, Médicos del Mundo ha colaborado con la actriz y directora Mabel Lozano en la elaboración de un corto de ficción con el título “Escúchame”.

Es necesario que las personas que  pagan por mantener relaciones conozcan la situación de esclavitud sexual que existe en este país”, afirma Álvaro González, presidente de Médicos del Mundo “y con este corto tratamos de trasladar al espectador, a través de tres secuencias con clientes, a la situación que padece una víctima de trata”.

La protagonista del corto, originaria de Bielorrusia, se interpreta a sí misma. Se da la circunstancia de que Inna, nombre ficticio, fue esclavizada en Madrid durante cinco meses y 800 hombres pagaron por sus ‘servicios’ sin su consentimiento. La normalidad con la que se aborda este tema en nuestro país ha sido una de las motivaciones que ha llevado a la directora y actriz a realizar este proyecto. “A través de tres clientes diferentes –cuenta Mabel Lozano– hemos querido que muchos españoles se puedan reconocer y darse cuenta que la trata no es un fenómeno ajeno ni totalmente clandestino”.

Los primeros datos oficiales sobre la trata de personas con fines de explotación sexual, señalan la identificación de 7.000 mujeres víctimas. Serían  sólo la punta del iceberg en un país que se ha sumado tarde a la lucha contra la trata cuando se cumplen diez años desde que Naciones Unidas adoptó el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, en especial, mujeres y niños, conocido también como el Protocolo de Palermo.

Relación con la demanda

Según la Encuesta Nacional sobre Salud Sexual elaborada por el Ministerio de Sanidad en 2009 un 32% de los hombres consultados declararon haber pagado alguna vez  por mantener relaciones sexuales. De los hombres que lo han hecho, en un 92,3% de los casos fue a mujeres y sólo en 1,1% de los casos afirma haber pagado a otros hombres. En este estudio, el 4,6% de los hombres afirmaba haber pagado por tener relaciones sexuales en los últimos 12 meses. España sería, según informes de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el país con el porcentaje de hombres que han pagado por servicios sexuales más alto de Europa.

“Lo primero que nos preocupa es la protección de las víctimas pero, en una fecha como la de hoy, queremos poner el foco sobre la demanda, corresponsable de la situación que padecen miles de personas”, explica Álvaro González. En este sentido, el Convenio Europeo contra la Trata de Personas contempla la posibilidad de tipificar como delito el uso de servicios de personas víctimas de trata.

España, en la última modificación del Código Penal (junio 2010) ha tipificado, por primera vez, la trata con fines de explotación como un delito, pero no ha introducido ninguna sanción a los “clientes” de víctimas de trata, tal y como así se ha hecho en otros países, como Finlandia.

Coincidiendo con el Día Europeo contra la Trata de Personas, Médicos del Mundo quiere poner el acento en los clientes y proponer sanciones a quienes pagan servicios sexuales en esclavitud. Médicos del Mundo considera que existe oferta porque hay demanda y si esta demanda proveniente de clientes alimenta una situación injusta, violenta y con graves riesgos al derecho a la salud de mujeres y hombres  víctimas de explotación sexual es perfectamente aplicable una sanción a los clientes que promueven esta situación en un Estado de Derecho.

Ciclo de cine documental contra la trata

Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre este tema, Médicos del Mundo ha puesto en marcha un ciclo de cine en el que se exhiben películas y documentales que ponen rostro a los dramas que hay detrás de cada caso de trata. El cine posee una gran capacidad para trasladar mensajes sobre temas sociales a la ciudadanía, transmitir historias personales. Médicos del Mundo ha identificado un grupo significativo de películas y documentales con los que ofrecer un ciclo temático sobre la realidad de la trata de mujeres.

Las películas que se pueden ver de forma gratuita en un ciclo que comenzó en septiembre y se prolongará hasta diciembre son: Voces (contra la trata de mujeres), Sex Slaves, Lives for Sale, Trading Women, Niñas de Hojalata y Las Redes de prostitución africanas.

El ciclo, que cuenta con la financiación del Instituto de la Mujer, se realiza en Zaragoza, Huesca, Valencia, Alicante, Palma de Mallorca, Madrid, Pamplona, Almería, Oviedo, Alicante y Mahón, y se completa con mesas redondas y coloquios. Toda la información sobre el ciclo (ciudades, fechas, lugares y películas) puede consultarse en la web http://documentalescontralatrata.blogspot.com.