Dona

Tarjeta roja a los estereotipos que existen en torno a la prostitución

Fotografía: Pablo Blázquez / Médicos del Mundo

Tarjeta roja a los estereotipos que existen en torno a la prostitución

Esencial
  • El estigma social es un obstáculo más al que las mujeres en situación de prostitución y explotación sexual deben hacer frente para acceder a sus derechos más fundamentales. 

  • La organización sanitaria ha puesto en marcha la iniciativa #ElVARdelaProstitución, a través de la cual busca acabar con las falsas creencias que existen en torno a la prostitución y que alimentan el estigma social que acompaña a las mujeres que viven en estos contextos durante toda su vida.  

  • Todos y todas somos responsables: la normalización del sistema prostitucional nos hace cómplices de esta forma de violencia contra las mujeres. 

Con motivo del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, Médicos del Mundo ha creado su propio VAR, un sistema de videoarbitraje que se utiliza en los partidos de fútbol cuando hay una jugada polémica. La iniciativa #ElVARdelaProstitución, es un llamamiento a la ciudadanía para que acabe con las falsas creencias asentadas durante siglos, conozca la realidad que viven las mujeres en situación de prostitución, explotación sexual y supervivientes de trata y cambie su mirada hacia otra libre de estereotipos.   

“A pesar de que la prostitución y la explotación sexual son dos formas más de violencia contra las mujeres, no reciben un rechazo público y contundente. Al contrario, una parte de la sociedad ha logrado normalizar e incluso aceptar y ser cómplice de estas expresiones de violencia. Otra, en cambio, mira hacia ellas con resignación y con la firme convicción de que no se puede hacer nada para acabar con ella”, afirma el presidente de Médicos del Mundo, Pepe Fernández. 

 

 

La normalización nos hace responsables 

 

“Ninguna política pública por sí sola va a acabar en la actualidad con la prostitución ni con el estigma social que lleva asociada. Todos y todas somos responsables”, destaca Fernández. Y es que este estigma supone obstáculo más para acceder a la formación, una vivenda o a un empleo digno.  

En el ámbito de la salud, la mayoría de las mujeres en situación de prostitución y explotación sexual a las que atendemos manifiesta que no lo comparte con su médico o médica de familia por miedo al rechazo. Esto las sitúa en una mayor vulnerabilidad ya que la prostitución produce efectos devastadores en su salud física, mental y reproductiva. Las secuelas físicas van desde enfermedades de transmisión sexual a las consecuencias de la violencia física (agresiones sexuales, golpes…). Las psicológicas (amenazas, humillaciones, insultos...), a menudo derivan en cuadros de ansiedad, angustia y depresión. El 70% sufre trastornos de estrés postraumático, un porcentaje similar al de los veteranos de guerra o las víctimas de tortura.    

Y, en este sentido, las que se encuentran en situación irregular deben hacer frente a una vulneración más a sus derechos humanos más fundamentales: el acceso a la salud. Muchas de ellas se encuentran excluidas del Sistema Nacional de Salud y no disponen de tarjeta sanitaria lo que a menudo deriva en que les facturen los servicios de atención sanitaria, copagos de medicamentos o negativas a la atención en urgencias sin previo pago del servicio. A ello hay que añadir que la mayoría no recurre a servicios sociosanitarios por desconfianza hacia las instituciones o por miedo a ser deportadas.  

 

#ElVARdelaProstitución 

 

En el marco del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, la ONG humanitaria y sanitaria invita a la ciudadanía a consultar El VAR de la Prostiutción en la web de la iniciativa y contribuir a difundir sus materiales en otro terreno de juego -el de las redes sociales- utilizando la etiqueta #ElVARdelaProstitución. Solo así más personas podrán tarjeta roja a quienes usan estereotipos y normalizan la situación en torno a la prostitución y la trata con fines de explotación sexual.   

 

Qué hace Médicos del Mundo 

 

Médicos del Mundo entiende la prostitución como una forma de violencia de género y una vulneración de los Derechos Humanos. Se trata de un mecanismo de explotación de las mujeres basado en la desigualdad de género, que reproduce la sumisión de las mujeres frente a los hombres y el control de estos sobre el cuerpo y la sexualidad femenina. Considera que la prostitución debe abordarse de una forma integral y no desde una perspectiva sancionadora únicamente, sino preventiva, de reducción de los daños y riesgos, de garantía de acceso efectivo a los derechos humanos -incluido el derecho a la salud-, y ofreciendo alternativas a la situación de exclusión social que viven las mujeres en situación de prostitución. Entienden que la prostitución y la trata son dos fenómenos indisolublemente unidos. 

Desde hace casi 30 años, la organización trabaja junto a las mujeres en situación de prostitución y explotación sexual protegiendo su salud, promoviendo cambios legislativos y movilizando a la sociedad contra el estigma y esta forma de violencia contra las mujeres. En lo que va de año, ha atendido a más de 6500 personas, de las cuales, 433 presentan claros indicios de ser víctimas de trata. Más del 97% de las personas atendidas son mujeres -el 6% de ellas son mujeres trans- y el 2,8% restante corresponde a hombres.