Luchemos juntos por una atención médica universal

"Violencia sexual" Módulo de Gender ABC

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia sexual como “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”. Los medios de comunicación y la cultura popular normalizan y perpetuán la violencia sexual hacia las mujeres y niñas.

Se normaliza mediante la cosificación y sexualización de los cuerpos de las mujeres, la idealización de la violencia sexual, la culpabilización y revictimización de las mujeres y el uso de estereotipos de género y un lenguaje sexista.

Según la encuesta de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) sobre violencia contra las mujeres en los 28 Estados miembros de la Unión Europea, el 11% de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia sexual a partir de los 15 años, ya sea cometida por su pareja o por otra persona; el 5% ha sido violada a partir de los 15 años; y entre las mujeres que indican que han sido víctimas de violencia sexual por parte de alguien que no fuera su pareja, el 1% señala que había más de una persona involucrada en el acto.

Con respecto al acoso sexual, entre el 45% y el 55% de las mujeres ha sufrido alguna insinuación sexual no deseada o solicitud de favores sexuales a través de un comportamiento verbal, no verbal y/o físico a partir de los 15 años2. Los hombres pueden ser víctimas de violencia sexual en forma de violación o acoso sexual como castigo por transgredir la masculinidad tradicional (p. ej., en relación con su orientación sexual), y los niños pueden ser víctimas de abuso sexual —al igual que las niñas— por parte de adultos varones o de otros niños. La violencia sexual es perpetrada por hombres y es un reflejo de las relaciones de poder entre hombres y mujeres.

Este módulo se centra en las formas de violencia sexual más comunes a las que se enfrentan las adolescentes y mujeres jóvenes, como el acoso sexual y la violación en las relaciones. Para evitar esas situaciones y tomar conciencia sobre la importancia del consentimiento sexual deseado, las actividades buscan dar a la juventud la oportunidad de reflexionar sobre las raíces de la violencia sexual, la sexualización de las mujeres y la llamada “cultura de la violación”. También se busca fomentar relaciones afectivo-sexuales seguras y placenteras, basadas en la igualdad y el buen trato, y reforzar la capacidad del alumnado para oponerse a la violencia sexual, apoyando a las mujeres y niñas para que defiendan sus derechos y promoviendo que los hombres y niños cuestionen sus propios comportamientos y empaticen con sus compañeras.

El módulo educativo «Violencia sexual» ha sido elaborado por Médicos del Mundo en el marco del proyecto Gender ABC.