Luchemos juntos por una atención médica universal
Memorias de Médicos del Mundo a lo largo de los años

Memoria de actividades de Médicos del Mundo Euskadi - Munduko Medikuak 2019

En Munduko Medikuak seguimos atendiendo a personas que ven vulnerados sus derechos, en especial el derecho a la salud.

Los cambios legislativos estatales no han sido suficientes para poner fin a esta injusticia, todavía esperamos el Reglamento que desarrolle el RDL 7/2018. Por todo ello, a pesar de las declaraciones institucionales, la universalidad en la asistencia sanitaria se perfila como un horizonte lejano que no llegamos a alcanzar.

En Euskadi, el acceso al sistema sanitario público para las personas migrantes en situación administrativa irregular está regulado por el Programa de protección integral de la salud. Un año más, muchas personas quedan excluidas, fundamentalmente aquellas que no tienen posibilidad de empadronarse o que carecen de papeles que acrediten su estancia y que, en definitiva, son las que se encuentran en una situación más vulnerable.

Atendemos y acompañamos a estas personas y denunciamos su situación ante las instituciones. La labor de incidencia política, trabajando en red con otras organizaciones, ha dado sus frutos y podemos decir que por fin este año se ha garantizado por parte de las instituciones el acceso a la medicación para las personas que atendemos en nuestro CASSIN (Centro de Atención Socio-Sanitaria para Inmigrantes).

Resulta descorazonador ver cómo el contexto en que nos movemos está marcado por la xenofobia y la discriminación, por ello consideramos más necesario que nunca trabajar por la convivencia intercultural y la inclusión social. Y para contribuir a la creación de una sociedad que garantice los derechos de todas las personas, redoblamos nuestro esfuerzo en las áreas de Movilización Social y Educación para la Transformación Social.

RESULTADO 2019
Apostando por la atención y el acompañamiento de las personas migrantes en situación administrativa irregular, denunciando las vulneraciones de derechos que sufren, y a través de la movilización y la incidencia política, hemos obtenido algunos resultados , insuficientes si, pero que nos animan a seguir por este camino. Camino que entendemos a través de la creación de puentes entre la sociedad de acogida, las personas migradas y los países de los que provienen.