Dona

Por el respeto de los derechos humanos de la caravana migrante

Fotografía: Reuters

Por el respeto de los derechos humanos de la caravana migrante

Las organizaciones de la sociedad civil abajo firmantes que trabajamos en la defensa y promoción de los derechos de las personas migrantes y refugiadas expresamos desde Tapachula (Chiapas) nuestra solidaridad a la caravana migrante que ha anunciado su próxima llegada a la frontera entre México y Guatemala y exigimos a las autoridades mexicanas proteger y respetar los derechos humanos de la caravana integrada por más de 3.000 personas, incluidas niñas, niños y adolescentes.
Esencial

Esta iniciativa puede suponer un riesgo para quienes participan en ella, pero no representa riesgos para ninguna otra persona. No se puede tolerar ningún acto que criminalice a seres humanos que están intentando poner sus vidas a salvo.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos “todos los migrantes, con independencia de su estatus migratorio, situación irregular, la forma en la que llegan a la frontera y el lugar de donde proceden tienen derecho a disfrutar de sus derechos humanos y los estados la obligación de garantizar su efectivo cumplimiento”. Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos argumenta que “los Estados deben asegurar sus capacidades en las fronteras internacionales para identificar la necesidad de protección, prevenir la devolución y asegurar el acceso a los procedimientos de protección internacional que correspondan”. El Derecho Internacional de los Refugiados establece derecho a buscar asilo, el principio de no devolución y la práctica internacional tanto de los Estados como del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que determinan escuchar y procesar los casos de personas que reclamen ser refugiadas.

En este sentido, llamamos a reconocer que el origen de la caravana responde a un contexto de violencia y pobreza generalizada en donde las condiciones mínimas de desarrollo y respeto a los derechos humanos no han sido garantizadas, lo que obliga a miles de personas a desplazamientos forzados. Si bien esta iniciativa es en sí misma un riesgo para las personas que en ella confluyen, no representa riesgos para ninguna otra persona. No se puede tolerar ningún acto que criminalice a seres humanos que están intentando poner sus vidas a salvo.

Es imprescindible que el Estado mexicano brinde una respuesta conforme a los estándares internacionales en derechos humanos, derecho humanitario y derecho de asilo y refugio.

Las organizaciones, colectivos y redes firmantes nos coordinamos en esfuerzos para brindar todo el apoyo posible a la caravana migrante, por ello, instamos al Estado mexicano a:

  • Priorizar la atención humanitaria y el respeto de los derechos humanos de todas las personas que se encuentran en la caravana, priorizando no separar familias, brindando apoyo especial a la niñez y adolescencia no acompañada, personas con discapacidad, embarazadas, mayores, con enfermedades crónicas degenerativas y personas de la comunidad LGBTI.
  • Que el Gobierno federal y los Estados, así como los distintos municipios fronterizos implicados, dispongan de las medidas necesarias para dar la respuesta humanitaria que requiere la situación respecto a garantizar el acceso a la atención en salud, protección civil y seguridad pública.
  • Que los cuerpos de seguridad pública velen por el orden y buen funcionamiento de los servicios, pero que de ningún modo respondan con el uso de la fuerza a un grupo humano que está compuesto por personas en situación de extrema vulnerabilidad y que necesitan protección.
  • Que las instituciones del Estado mantengan a las organizaciones civiles y a la ciudadanía puntualmente informadas sobre la situación y las medidas que se estén tomando, de acuerdo al principio de transparencia y en estricto respeto a los estándares internacionales de derechos humanos.
  • Que el Instituto Nacional de Migración y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados intervengan con estricto respeto a los derechos humanos, en lo que se refiere al acceso al procedimiento de solicitud de la condición de refugiado, al principio de no devolución y a eludir prácticas de detención migratoria y deportaciones masivas.

Finalmente, exhortamos, animamos y alentamos a la sociedad civil a solidarizarnos al paso de estos miles de personas que debido a las extremas condiciones se ven forzados a desplazarse de sus lugares de origen, arraigos, familias y seres queridos.

El trabajo de Médicos del Mundo en el corredor mesoamericano

Las secciones de Médicos del Mundo España, Francia y Suiza hemos estado presentes en México y América central desde la década de 1990. Trabajamos junto con la sociedad civil latinoamericana para mejorar el acceso a la salud y la protección de los derechos de las poblaciones migrantes y desplazados internos.

Los equipos de Médicos del Mundo acompañamos y apoyamos a las iniciativas locales para satisfacer las necesidades de salud de la caravana de migrantes, sumándonos a iniciativas de derechos humanos y a las organizaciones de derechos migratorios en la región.

Este comunicado fue firmado conjuntamente en la ciudad fronteriza de Tapachula, en el sur de México, el 18 de octubre de 2018. Desde entonces, otras caravanas han tomado la ruta desde Honduras, Guatemala o México.

Organizaciones firmantes:

Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova A.C., Iniciativas para el Desarrollo Humano IDH, Médicos del Mundo (Francia, España y Suiza), Save the Children, Servicio Jesuita a Refugiados y el Servicio Jesuita a Migrantes.