Luchemos juntos por una atención médica universal
Noticias

ALERTA HUMANITARIA EN LOS CAMPAMENTOS SAHARAUIS

Noticias
La población saharaui sufre de una falta de oportunidades de subsistencia.

© Médicos del Mundo

Con motivo del Día Mundial del Refugiado, el Consorcio de ONG que apoyamos a la población refugiada saharaui queremos llamar la atención sobre la alarmante situación en la que se encuentran 173.600 personas refugiadas, soportando una vida muy difícil en el desierto argelino. La población saharaui vive en esta situación desde hace más de 48 años, mientras que la comunidad internacional permanece indiferente y los medios de comunicación en silencio.  

La población saharaui ha soportado casi cinco décadas de exilio en condiciones climáticas extremas, con temperaturas que alcanzan los 56 ° C en verano, se ha enfrentado a una reducción significativa de las precipitaciones en los últimos cinco años y sufre de una falta de oportunidades de subsistencia.  

Además, en la actualidad, el aumento de la inflación vinculado a la pandemia de la COVID-19 y la guerra en Ucrania ha reducido el impacto de los recursos disponibles, que ya son extremadamente limitados para una población que depende en gran medida de la ayuda humanitaria para satisfacer sus necesidades básicas. La canasta básica de alimentos distribuida a los refugiados saharauis llega solo al 75% de la población y es insuficiente en términos de cantidad, diversidad y nutrición.

El acceso al agua, que es un derecho fundamental, sigue siendo insuficiente. Los refugiados saharauis reciben un promedio de 17 litros por persona y por día para beber, higiene, uso doméstico y fines ganaderos. Más de la mitad de los menores de 5 años sufren de anemia, y la tasa de desnutrición de niños y niñas ha aumentado en un 3% en los últimos tres años. Además, el 53% de las mujeres son anémicas, esto es aún mayor entre las madres lactantes, 61,3% de las cuales son anémicas.

Es la población saharaui la que sufre las consecuencias de este conflicto prolongado e ignorado, que viola sus derechos más fundamentales y los mantiene en una situación de extrema dependencia humanitaria. En los últimos dos años, tras el fin del alto el fuego, el número de personas desplazadas que llegan a los campamentos saharauis ha llegado a 4.749, lo que dificulta aún más la ya frágil subsistencia en los campamentos.

El Consorcio de ONG denunciamos la grave situación de los refugiados saharauis, que cada día es más crítica e insoportable. Hacemos un llamamiento a la sociedad civil y a la comunidad internacional para que renueven sus esfuerzos para lograr una solución pacífica  y justa dentro del Derecho Internacional. Mientras tanto, las ONG seguiremos trabajando sobre el terreno para mejorar las condiciones de vida de la población y pedir que se aumenten los fondos para frenar el deterioro de esta crisis humanitaria.

Este comunicado está respaldado por las siguientes ONG del Consorcio:  

Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS), Federació d’Associacions Catalanes Amigues del Poble Saharauí (ACAPS), Association Femmes Action Développement (AFAD), Asociación Navarra de Amigos de la RASD (ANARASD), Asociación de Trabajadores y Técnicos Sin Fronteras (ATTSF), Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI), Comitato Internazionale per lo Sviluppo dei Popoli (CISP), Danish Refugee Council (DRC), Fundación Mundubat, Médicos del Mundo, Medicus Mundi Mediterrània (MMmed), Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (MPDL), Ojos del Mundo, Oxfam, Solidaridad Internacional Andalucía (SI-A), Triangle Génération Humanitaire (TGH).