Luchemos juntos por una atención médica universal
Noticias

Cerca de 180 mil personas refugiadas saharauis se enfrentan a una grave crisis alimentaria

Noticias
La reducción de la ayuda internacional agrava la crisis alimentaria de la población refugiada saharaui.

© Consorcio de ONG

El Consorcio de ONG que trabaja en los campamentos de personas refugiadas saharauis, ubicados en el duro desierto argelino, alertan a la comunidad internacional sobre la crítica situación humanitaria en la que se encuentran casi 180 000 personas debido a la reducción alarmante de la ayuda internacional.

Las ONG -con el soporte de las agencias internacionales y otros donantes- llevamos más de 40 años apoyando a la población saharaui, que depende completamente de la ayuda externa para su supervivencia. Esta crisis humanitaria ha venido enfrentando continuas dificultades de financiación, habiendo disminuido de forma dramática en la actualidad, casi un 20% en los seis primeros meses de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021. Además, la inflación se ha incrementado  notablemente a lo largo del año debido a la crisis  mundial, lo que afecta al poder adquisitivo de la población y a la provisión de los servicios básicos por parte de los actores humanitarios, ya debilitados por los efectos de la pandemia.

Esta situación repercute en un agravamiento de la crisis alimentaria y sanitaria, provocando la inestabilidad de la ayuda y en consecuencia acentuando la fragilidad de la población.

La alimentación en los campamentos depende de la distribución mensual, y por persona, de una “canasta básica” que se ha visto disminuida alarmantemente en cantidad y variedad de productos en los últimos meses. A modo de ejemplo, en septiembre de 2022, esta distribución ha consistido en 1 kg de verdura (patata, zanahoria o cebolla), 2 kg  de harina, 2 kg de cebada, 2 kg de lentejas, 0,75 kg de azúcar y 0,92 l de aceite vegetal, quedando fuera productos esenciales que se venían repartiendo habitualmente como arroz, gofio o pasta. Además, estas  distribuciones mensuales no han incluido fuentes de proteína animal. Es importante destacar que esta canasta básica solo llega al 75% de la población, a pesar de que el porcentaje de personas vulnerables ha alcanzado ya el 91% de la población total.

La Media Luna Roja Saharaui, encargada de la distribución de alimentos en los campamentos,  alerta  de  que  solo  dispone  de  un  stock  de  emergencia  de  dos  meses, remarcando la urgencia de responder ante esta crisis, que podría tener un impacto en todos los sectores de la asistencia humanitaria.

Ante esta preocupación compartida, desde el consorcio de ONG hacemos un llamamiento a la responsabilidad de la comunidad internacional y a la solidaridad de la sociedad civil, para movilizar el apoyo necesario frente a esta crisis olvidada, antes de lamentar daños irremediables para la población refugiada saharaui.

Las ONGs pertenecientes al Consorcio que se adhieren al presente llamamiento son:

  • Asociación  de  Amistad  con  el  Pueblo  Saharaui  de  Sevilla  (AAPSS)
  • Federació  d’Associacions  Catalanes  Amigues  del  Poble  Saharauí  (ACAPS)
  • Association  Femmes  Action  Développement  (AFAD)
  • Asociación  Navarra  de  Amigos  de  la  RASD  (ANARASD)
  • Asociación  de  Trabajadores  y  Técnicos  Sin  Fronteras  (ATTSF)
  • Centro  de  Estudios  Rurales  y  de  Agricultura  Internacional  (CERAI)
  • Comitato Internazionale per lo Sviluppo dei Popoli (CISP), Danish Refugee Council (DRC)
  • Médicos  del  Mundo
  • Medicus  Mundi  Mediterrània  (MMmed)
  • Mundubat
  • Ojos del Mundo
  • Solidaridad Internacional Andalucía (SI-A)
  • Triangle Génération Humanitaire (TGH)