Luchemos juntos por una atención médica universal
Noticias

Evitemos una crisis sin precedentes en Gaza

Noticias
Que Israel exija a toda la población de Gaza que se traslade en 24 horas pone en peligro la vida de quienes se ven obligados a huir.

© Médicos del Mundo Suiza

Nos alarma el llamamiento de Israel para que más de un millón de personas en Palestina abandone el norte de Gaza en menos de 24 horas, por lo que pedimos que se revoque esta orden inmediatamente. Exigir a toda la población que se traslade de forma tan inmediata pone en peligro la vida de quienes se ven obligados a huir. Además, el gobierno de Israel no ha dado garantías de su seguridad durante el tránsito ni de la seguridad de los civiles que permanecen en la Franja de Gaza mientras continúan los combates.

Las agencias humanitarias que operan en Gaza informan de una crisis humanitaria sin precedentes. No hay instalaciones adecuadas para alojar a los residentes del norte de Gaza y su seguridad sigue estando en peligro mientras los ataques aéreos israelíes mantengan como objetivo el centro y el sur de Gaza.

Una reubicación forzosa sin garantías de seguridad o retorno y sin atender las necesidades de la población protegida, podría equivaler a un traslado forzoso, que constituye una grave violación del derecho internacional humanitario y está codificado como crimen de guerra. Israel está obligado por el derecho internacional a garantizar la protección de todas las personas que se encuentran allí frente a cualquier daño y a asegurar que reciben el suministro adecuado, incluso acordando y facilitando programas de ayuda.

La horrenda violencia que ha asolado Gaza e Israel durante la última semana ya ha creado una necesidad humanitaria sin precedentes.  A 13 de octubre de 2023, 11:00 AM EST, más de 1.799 palestinos han muerto en Gaza, más de 1.300 personas en Israel, incluidos ciudadanos extranjeros, y 45 palestinos en Cisjordania; cientos de niños y niñas han muerto, cientos de miles de familias de Gaza ya han sido desplazadas y  barrios enteros han sido destruidos y convertidos en escombros.

Sin embargo, los últimos acontecimientos indican que lo peor puede estar aún por llegar. Nosotros, los abajo firmantes, líderes de algunas de las mayores organizaciones humanitarias del mundo, hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que respete de forma inequívoca el derecho internacional y dé prioridad a la protección de los civiles para evitar más sufrimiento y pérdidas de vidas humanas.
Los líderes mundiales deben:

  • Exigir que el Gobierno de Israel anule inmediatamente la orden;
  • Exigir que todas las partes acuerden un cese inmediato de las hostilidades;
  • Exigir que cese el uso de armas explosivas en zonas pobladas y los ataques contra civiles, contra instalaciones inviolables de la ONU, escuelas y hospitales donde se refugian civiles;
  • Facilitar el suministro de ayuda humanitaria esencial, incluidos alimentos, agua y suministros médicos, así como la atención y el acceso del personal humanitario a Gaza;
  • Facilitar inmediatamente las evacuaciones médicas de los niños y las familias que lo necesiten en Egipto, Cisjordania o Israel;
  • Garantizar la liberación inmediata e incondicional de todas las personas privadas de libertad. Más urgentemente menores, mujeres embarazadas y madres con bebés , personas heridas o enfermas cautivas de grupos armados en Gaza;
  • Garantizar el paso seguro de las familias que necesiten y quieran buscar refugio hacia cualquier lugar en el que se sientan seguras. Las familias necesitan tener acceso adecuado a información sobre sus opciones y disponer del tiempo suficiente para hacerlo de forma segura. El gobierno israelí tiene la obligación, en virtud del derecho internacional humanitario, de proporcionar refugio seguro y asistencia humanitaria a los civiles desplazados por su ofensiva, y esto debe prepararse cuidadosamente antes de cualquier ofensiva.  A toda persona que busque seguridad fuera de la Franja de Gaza debe permitírsele regresar de inmediato en cuanto terminen las hostilidades, en consonancia con su derecho a ser repatriada o a regresar a sus lugares habituales de residencia. Esto debe estar garantizado internacionalmente.

 

Las familias que no pueden o no quieren abandonar sus hogares siguen estando protegidas por el derecho internacional humanitario. Hay muchas razones por las que las personas podrían no cumplir con la exigencia de abandonar estas zonas como las hostilidades en curso, carreteras intransitables, necesidades sanitarias, discapacidad y el miedo al desplazamiento permanente.  Además, muchas no tienen adónde ir.

Instamos al Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, y a los altos cargos de la ONU a que realicen una visita de emergencia a los Territorios Palestinos Ocupados e Israel en un intento de garantizar el respeto del derecho internacional y demostrar su solidaridad con las personas afectadas y los trabajadores humanitarios.

Pedimos a los líderes mundiales y a los agentes sobre el terreno que den prioridad a la preservación de la vida humana por encima de todo lo demás. Cualquier otra cosa será una mancha eterna en nuestra conciencia colectiva.

Lee el comunicado original

Firman:
Inger Ashing, Chief Executive Officer, Save the Children International
Stephen Omollo, Chief Executive Officer, Plan International
Olivier Longue, Chief Executive Officer, Action Against Hunger – Spain
Mattias Brunander, Secretary General, Diakonia
Manuel Patrouillard, Global Managing Director, Handicap International / Humanity & Inclusion
Joël Weiler, Chief Executive Officer, Médecins du Monde- France
Nicolás Dotta, Chief Executive Officer, Médecins du Monde- Spain
Morgane Rousseau, Chief Executive Officer, Médecins du Monde- Swiss
Tjada D’Oyen McKenna, Chief Executive Officer, Mercy Corps
Jan Egeland, Secretary General, Norwegian Refugee Council
Amitabh Behar, Executive Director, Oxfam International
Rob Williams, Chief Executive Officer, War Child UK