Luchemos juntos por una atención médica universal
Noticias

Reclamamos un incremento del gasto sanitario de 1.000 euros por persona y año para salvaguardar el Sistema Nacional de Salud

Noticias
Urge que se tomen las medidas necesarias para reforzar el Sistema Nacional de Salud de cara a un posible rebrote, así como de eventuales pandemias futuras.

© Barcex

Ante esta situación, entidades expertas como semFYC, Médicos del Mundo, Salud por Derecho, FADSP, además de otras organizaciones y sindicatos, algunas de ellas también invitadas a comparecer los próximos días en la Comisión de Reconstrucción del Congreso, hemos entregado 12 recomendaciones a los miembros de la Comisión. Nos encontramos en un momento clave en el que urge que se tomen las medidas necesarias para reforzar el Sistema Nacional de Salud de cara a un posible rebrote, así como de eventuales pandemias futuras o, sencillamente, para el día a día de las consultas.

Una de las consecuencias más evidentes de la política de recortes que arrastramos en los últimos años, y que se ha agravado con la reciente crisis, es el déficit de camas hospitalarias, que se encuentra entre 50.000 y 70.000. O la precariedad con la que trabaja el personal sanitario (de medicina, enfermería, administración y trabajo social), que llevan años denunciando sus condiciones laborales sin ser atendidos y que han hecho un esfuerzo sin precedentes durante la pandemia.

Esta crisis sanitaria también ha revelado serios problemas de coordinación entre los diferentes actores y ámbitos de responsabilidad en su gestión y entre el sistema sanitario y el sistema de servicios sociales, que es necesario corregir cuanto antes.

La prevención se construye día a día 

Prevenir posibles colapsos ante situaciones como la que hemos vivido es responsabilidad de las distintas administraciones. Pero la prevención se construye día a día desde el refuerzo de una Atención Primaria de Salud, infravalorada e infradotada, así como de un sistema social solidario e inclusivo.

Una de las lecciones aprendidas que debemos extraer de esta traumática experiencia es que existe un vínculo ineludible entre la salud individual y la salud comunitaria. Por ello, es imprescindible que el sistema de protección integre a todas las personas que viven en el territorio, particularmente a las más vulnerables, sin discriminaciones y sin dejar a nadie atrás.

Es necesario contar con un sistema sanitario de cobertura universal y con una amplia red de servicios sociales que incidan sobre los determinantes sociales de la salud (circunstancias en que las personas nacen, crecen, trabajan, viven y envejecen), garantizando a toda la población unas condiciones dignas de vida, la forma de prevención más efectiva ante la enfermedad. Si algo ha puesto de manifiesto esta crisis es nuestra fortaleza como sociedad que reivindica la sanidad pública española como garante de nuestra salud.

 Las organizaciones firmantes recomendamos 

Ante todas estas carencias del Sistema Nacional de Salud (SNS) instamos a todos los partidos políticos a que estén a la altura del reto que se les presenta en este proceso de reconstrucción.

Organizaciones firmantes  

Médicos del Mundo, semFYC, Salud por Derecho, Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública -FADSP-, UGT, CCOO, Yo Sí Sanidad Universal, Asociación de Enfermería Comunitaria, Federación de Asociaciones de Enfermería comunitaria y Atención Primaria -Faecap-, FACUA, Consejo General del Trabajo Social y la Confederación Estatal de Asociaciones de Vecinos -CEAV.