Luchemos juntos por una atención médica universal
Noticias

Siria, crisis sobre crisis

Noticias
Tras doce años, el conflicto en Siria continúa teniendo enormes necesidades humanitarias.

© Agnes Varraine Leca

Tras doce años, el conflicto en Siria continúa teniendo enormes necesidades humanitarias, y continúa sufriendo el impacto en el estado de la salud física y mental de la población, y restricciones en el acceso de mujeres y niños a servicios críticos. Tiempo en el que se han soportado una crisis sobre otra.

Terremotos que sacuden el norte de Siria

Asimismo, el pasado 6 de febrero, varios terremotos sacudieron el sur de Turquía y el norte y noreste de Siria, sumándose a esta situación de crisis permanente. La magnitud de los terremotos han afectado a las zonas del norte, el centro, el sur, el este y la costa de Siria, donde han sufrido graves daños humanos y materiales, principalmente en las provincias de Alepo, Hama, Idleb y Lattakia.

Los terremotos han destruido muchos hogares, infraestructuras de servicios básicos e instalaciones, dejando a muchas personas sin alimentos, agua y refugio, y con una necesidad urgente de asistencia médica y psicosocial de emergencia.

Hasta el 25 de febrero de 2023, se han confirmado más de 50 978 muertes: más de 6600 en Siria.

Se estima que hasta 5,37 millones de personas en Siria podrían haberse quedado sin hogar, mientras que un total de 10,9 millones de personas, casi la mitad de la población del país, se han visto afectadas. Es probable que estas cifras no reflejen la verdadera escala de las necesidades, que se aclarará a medida que se realicen evaluaciones adicionales.

En la zona de Alepo (Kobane), la gente sigue temiendo réplicas (hay entre 6 y 8 réplicas al día). Como la mayoría de las casas han resultado dañadas, las personas, especialmente las más vulnerables como las mujeres embarazadas y las personas con discapacidad, no pueden dormir en esas casas porque temen que el edificio se derrumbe sobre ellas.

Esto ha llevado a la mayoría de las personas a vivir fuera de sus casas (al aire libre, en sus automóviles, yendo a las aldeas o viviendo en tiendas de campaña) sin servicios básicos, baños, protección y fuentes de agua.

Necesidades identificadas por Médicos del Mundo

Médicos del Mundo ha llevado a cabo evaluaciones rápidas de necesidades en Kobane (Gobernación de Alepo) para dimensionar el impacto de los terremotos y sus réplicas y¸ nuestros equipos sobre el terreno han identificado:

  • El número de pacientes ha aumentado exponencialmente en los centros de salud de Kobane (hospital de Kobane y centro de salud de Mishtanour).
  • Debido al aumento de pacientes, el consumo de medicamentos e insumos se está agotando muy rápidamente.
  • Los casos más comunes registrados recientemente en los centros de salud son estrés, infartos, hipertensión arterial, diabetes, bronquitis, bronquiolitis, además del aumento de episodios de asma. Además, recientemente se ha observado en Kobane un aumento en el número de muertes entre la población, principalmente por infartos, debido al estrés y al miedo al terremoto.
  • Falta de baños, agua, calefacción, electricidad y privacidad en las tiendas.
  • Falta de instalaciones de protección en las tiendas.
  • Incremento de casos de violencia contra la mujer, violencia contra la niñez.
  • Adultos y niños con discapacidad como el grupo más vulnerable.
  • Aumento de niños con infecciones, especialmente infecciones del tracto respiratorio superior e inferior.
  • Daños psicológicos causados por el terremoto. Aumento exponencial de síntomas como miedo, ansiedad, palpitaciones, llanto, pensamientos intensos, pesadillas, sentir que algo malo va a pasar y esperar lo peor. Algunos niños mojan la cama debido a los terrores nocturnos. El pánico entre la población es generalizado.
  • Estigma y falta de información sobre los servicios de atención de salud mental entre la población.
  • Muchas familias no permiten que las mujeres acudan al centro de apoyo psicosocial.

Desafíos del sistema sanitario en Siria

Los servicios básicos y otras infraestructuras críticas están al borde del colapso. El sistema sanitario del país se enfrenta a múltiples desafíos:

  • la falta de recursos humanos de salud cualificados,
  • la falta de medicamentos y equipos,
  • la falta de insumos económicos para el personal de los centros de salud,
  • la falta de protocolos y lineamientos de salud
  • sistemas de referencia débiles y actividades de salud comunitaria mínimas,
  • limitadas instalaciones básicas e integrales de atención obstétrica y neonatal integral de emergencia y programas de nutrición (tanto preventivos como curativos),
  • los cortes de energía generalizados y frecuentes.

Asimismo, la violencia de género se exacerba debido al conflicto, lo que genera altas tasas de angustia psicológica, depresión, vergüenza, estigma social, rechazo familiar, falta de vivienda, problemas de salud física (incluidas las consecuencias del matrimonio forzado y de embarazos precoces y suicidio.

Cólera como consecuencia de la crisis de agua

El Ministerio de Salud sirio declaró un brote de cólera en septiembre de 2022, como consecuencia principalmente al deterioro de las condiciones socioeconómicas y la crisis del agua en el norte de Siria, lo que provocó un aumento significativo de las enfermedades transmitidas por el agua en todo el país. Entre el 25 de agosto y el 5 de noviembre de 2022, se notificaron 35 569 casos sospechosos, incluidas 68 muertes (tasa de letalidad del 0,43 %). En el momento de redactar este informe, el brote se está extendiendo rápidamente y ha llegado a las 14 gobernaciones.

Estas crisis adicionales continúan sobrecargando el ya débil sistema de salud y tienen consecuencias directas en las comunidades vulnerables y los pacientes al aumentar la morbilidad y la mortalidad.

La pandemia de COVID-19, la diarrea aguda, el cólera y otros brotes de enfermedades recurrentes como la leishmaniasis, el sarampión y la meningitis, y la desnutrición siguen siendo las principales causas de morbilidad y mortalidad en Siria. Combinados con el deterioro de la situación socioeconómica, los brotes de enfermedades tienen un impacto significativo en la capacidad de la población para acceder a la atención médica.

Restringido acceso humanitario

En 2022, el sistema de vigilancia de ataques a establecimientos de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) registró 17 ataques informados, de los cuales 13 afectaron a establecimientos de salud a fines de septiembre de 2022.

Entre enero y septiembre de 2022, tres civiles murieron y siete resultaron heridos, incluido un proveedor de atención médica muerto y tres heridos. En comparación con 2021, la tasa general de ataques, lesiones y muertes parece ser sustancialmente más baja, pero es notable que Deir-ez-Zor tuvo la mayor cantidad del 60 por ciento de los ataques informados. Los otros ataques se informaron en las gobernaciones de Alepo, Al-Hasakeh, Dar’a e Idleb.

La intervención de Médicos del Mundo tiene como objetivo responder a las necesidades sanitarias más urgentes de 200.000 personas proporcionando kits para el invierno, kits de emergencia, alimentos , tiendas de campaña y respuesta sanitaria de emergencia.

Bizum: 33509

En este enlace puedes apoyarnos con tu donación.