Luchemos juntos por una atención médica universal
Médicos del Mundo refuerza el acceso a servicios de atención primaria de salud que incluyan nutrición, violencia de género, salud mental y apoyo psicosocial.

Afganistán

© Médicos del Mundo

42 239 856  

habitantes

3  

personal médico por cada 10.000 habitantes

43  

muertes infantiles por cada 1.000 nacimientos

638  

muertes maternas por cada 100.000 nacimientos vivos

Afganistán ocupa el puesto 180 sobre un total de 191 países en el Índice de Desarrollo Humano (IDH)

Contexto humanitario

CUATRO DÉCADAS DE CONFLICTO QUE DESTRUYERON UN PAÍS

Las restricciones a la libertad de movimiento, el mayor riesgo de violencia de género, el trabajo infantil, el matrimonio precoz, las enormes necesidades de salud mental y apoyo psicosocial, y el retorno de más de 1,9 millones de personas en 2023 se sumaron a la crisis hídrica generalizada que ha creado nuevas necesidades alimentarias, sanitarias y nutricionales en este país. Situado sobre numerosas fallas geológicas, Afganistán también es muy vulnerable a los terremotos, registrando casi 400 en el último año, incluidos tres de magnitud 6,3 en la provincia de Herat en octubre último, lo que ha contribuido a aumentar las necesidades de refugio. La exclusión de 1,4 millones de niñas de la escuela secundaria se añade a las las bajas tasas de alfabetización, por lo que las necesidades educativas persisten y siguen siendo una prioridad crítica.

Se calcula que unos 23,7 millones de personas -más de la mitad de la población afgana- necesitan ayuda humanitaria. La frágil economía afgana, muy dependiente de la ayuda humanitaria y las remesas, se enfrenta a retos agravados por la exclusión de las mujeres de las actividades económicas.

La situación refleja más de 2,2 millones de personas desplazadas internamente, casi 500.000 personas retornadas, una gran carencia de personal cualificado en las infraestructuras sanitarias y más de 18 millones personas con necesidades sanitarias (entre ellas, 3,19 millones menores de 5 años, casi 400.000 mujeres embarazadas y casi 500.000 personas ancianas).

El sistema sanitario público de Afganistán es precario y no cuenta con los recursos suficientes para una atención de calidad. Las autoridades sanitarias tienen dificultades para gestionar los centros de salud. Desde 2022, Naciones Unidas, junto con el Ministerio de Sanidad y las ONG, trabajamos para restablecer el acceso a la sanidad para todas las personas.

Más de la mitad de la población necesita ayuda humanitaria y la fuerte crisis económica ha hecho más evidentes las necesidades humanitarias de la población. La reducción de los ingresos, el aumento de la deuda y la subida de los precios de productos básicos como los alimentos y el combustible han llevado a los hogares a gastar menos en servicios esenciales, como la educación y la sanidad. Los hogares de las zonas rurales se ven especialmente afectados por el deterioro de la economía.

 

Niñas afganas.

©

© Médicos del Mundo

QUÉ HACEMOS

Tras estar presente en el país durante 30 años (de 1982 a 2012), volvimos a trabajar en el país a finales de 2021, tras el agravamiento de la situación humanitaria.

Desde 2022 estamos apoyando un hospital de distrito y dos centros de salud comunitaria, mediante la mejora de las infraestructuras y la dotación de medicamentos y material sanitario. Además, se está formando al personal sanitario y se trabaja en facilitar y mejorar la atención en salud mental y apoyo psicosocial a la población de Kabul.

En 2023 extendimos nuestras actividades a la provincia de Wardak, donde apoyamos dos centros de salud comunitaria, con formación, supervisión de las atenciones médicas y donación de insumos.

 

Entidades financiadoras

Ministerio Alemán de Asuntos Exteriores (German Federal Foreign Office)

Socios locales

Organization for Promotion of Health & Community Development (OPHCD), Afghanistan Microfinance Association (AMA) y Bridge Hope and Health Organisation (BRIDGE)   

 

Proyectos en curso

Reforzar el acceso a servicios cualitativos de atención primaria de salud que incluyan nutrición, violencia de género, salud mental y apoyo psicosocial para las poblaciones afectadas por la crisis en Afganistán y Pakistán, centrándose en las personas refugiadas afganas, retornadas y desplazadas internamente en Kabul Duración: 1 de octubre de 2022 – 30 de septiembre de 2025. Población beneficiaria directa: 150.000 personas. Población beneficiaria indirecta: 1 millón de personas. Presupuesto: 9.000.000 euros.

 

En 2023:

  • Se ha aumentado la presencia en el país, comenzamos desarrollando actividades en la provincia de Kabul en 2022 y en solo un año, nos hemos expandido a la provincia de Maidan Wardak.

 

Puedes tener más información en la Memoria de 2023, acceso a Afganistán

German Federal Foreign Office

Sala de espera de un hospital afgano en Kabul.

©

©

©