Dona

Argelia - Campamentos en Tinduf

Fotografía: Nacho Cosío
niñas y niños en los campamentos de personas refugiadas saharauis

Argelia - Campamentos en Tinduf

173.600

Habitantes

93 %

Menores 9 meses vacunados sarampión

80 %

Partos atendidos por personal formado

Contexto Humanitario

Campamentos de Población Saharaui Refugiada en Tinduf, Argelia

Desde comienzos de marzo de 2020, ante la inminente llegada de una emergencia sanitaria por el covid-19 en los campamentos, nuestro equipo en la zona ha mantenido su presencia acompañando a las autoridades locales del Ministerio de Salud Saharaui y al personal sanitario en la activación de los mecanismos de preparación y respuesta, en concreto, el Comité de Emergencia y el Plan Oficial de Repuesta. 

 

Para contribuir a la disponibilidad de medicamentos en estos momentos de crisis, se llevó a cabo una compra urgente de los esenciales y una distribución de utensilios para mejorar las condiciones higiénicas y necesidades de acomodamiento de las personas ubicadas en los espacios de cuarentena: jabón, mantas, colchones, entre otros. Además, hemos apoyado al comité de género en las necesidades y capacidades específicas de las mujeres saharauis y facilitado la movilización del personal de salud con el transporte en sus movimientos entre las wilayas (provincias). Además, se están planificando formaciones sobre manejo de casos, triage y uso de protocolos por el personal de salud, así como apoyar al sistema de información saharaui con equipamiento necesario (tablets, y otros) en sus actividades de monitoreo y vigilancia epidemiológica, y aumentar la disponibilidad de medicamentos y equipos de protección (mascarillas, guantes, batas, jabón, desinfectantes,etc..). 

 

La población refugiada saharaui lleva 44 años sobreviviendo en los campamentos de Tinduf (Argelia), donde malviven de la ayuda internacional. Es una de las crisis humanas más larga del último siglo, que empieza también a ser olvidada. La población vive en un contexto inestable, dependiente de una ayuda exterior cada vez más escasa, con unas condiciones ambientales extremas que no permiten plantear opciones productivas más allá de la supervivencia y una juventud con pocas perspectivas de futuro.

 

En los campamentos, las personas refugiadas saharauis se enfrentan a numerosas dificultades para cubrir sus necesidades básicas de salud: limitado acceso a una atención sanitaria adecuada por déficit de personal sanitario cualificado y de medios de diagnósticos, falta de medicamentos y un largo etcétera. Esto se traduce en elevados índices de anemia entre las mujeres, niñas y niños principalmente, diabetes, hipertensión arterial, asma, celiaquía, glaucoma, cataratas, disfunción renal, infecciones dermatológicas, y otras enfermedades.

 

Las condiciones de vida en los campamentos y los limitados recursos económicos de los que dispone el Ministerio de Salud Pública (MSP) hacen que la disponibilidad de personal sanitario cualificado sea uno de los principales problemas que enfrentamos a la hora de garantizar el derecho a la salud de la población refugiada saharaui. Para paliar esta situación, Médicos del Mundo contribuye desde el año 2018  a mejorar la gestión y organización de los recursos humanos del sistema de salud, a través del diseño e implementación de un modelo que tome en cuenta las capacidades, recursos y satisfacción del personal sanitario, su formación continuada, la cobertura y calidad de los programas con enfoque de género así como la aceptación y adecuación de los programas de salud esenciales y principales acorde a las necesidades de las personas y grupos vulnerables.También apoya la formación local de nuevas matronas y presta atención especializada en algunas especialidades como la oftalmológica. 

 

Este ha sido un año especialmente complicado y con muchos retos para el sector de la salud en los campamentos. A la reducción drástica de la financiación externa experimentada en los años anteriores y de la que depende totalmente la atención sanitaria que brinda el MSP, se suman la caída de donantes y la salida de algunas organizaciones. Por ello, se ha trabajado en coordinación con la AECID y ECHO, otros actores del sector salud y el MSP en la reorganización del sistema sanitario para mejorar la calidad y eficacia de los programas. Para ello se ha puesto en marcha un proyecto piloto con el nuevo modelo de organización y una fuerte acción en incidencia política con agencias y donantes para hacer frente a las necesidades del año.

 

Además, las mujeres saharauis han sido el sostén del sistema de salud en los campamentos y actualmente constituyen el 60% del personal de salud, aunque pocas están en puestos de toma de decisiones. Por esta razón y porque directa o indirectamente son las que requieren un mayor uso de los servicios de salud, Médicos del Mundo ha puesto en marcha el primer Plan de Género y Salud del MSP para mejorar sus condiciones de trabajo y la calidad de la atención, siendo modelo para otros sectores prioritarios como educación.

 

 

 

 

Qué hacemos

Varios grupos de personas voluntarias realizan comisiones médicas en los campamentos para reforzar la atención primaria y mejorar la motivación del personal sanitario saharaui. Recopilar toda la información que genera la atención sanitaria es un asunto clave para poder tomar decisiones adecuadas. Por eso también nos centramos en perfeccionar el Sistema de Información Sanitaria, herramienta clave para el análisis de la situación y la toma de decisiones, en desarrollar y monitorizar el Plan Estratégico de Salud 2016-2020 y en fortalecer las capacidades de administración, organización y gestión en el Ministerio de Salud. Por último, se trabaja para reforzar el liderazgo y gobernanza de las autoridades de salud pública, la participación de la propia población refugiada y de las organizaciones de la sociedad civil y la capacidad del Ministerio de Salud para coordinar la ayuda internacional en la Mesa de Concertación y sus instrumentos de coordinación, como la Plataforma de Salud.

 

Socio local

Ministerio de Salud Pública de la República Árabe Saharaui Democrática

 

Entidades financiadoras

AECID, Ayuntamiento de Casarrubios, Ayuntamiento de Valladolid, Diputación de Albacete, Diputación de Valladolid, ECHO

 

Suministro de medicamentos y consumibles médicos Población directa: 173.600 personas. Duración:  del 1 de julio de 2019 al 30 de junio de 2021. Presupuesto: 2.270.000 euros (270.000 euros por covid-19. 

 

Mejora de la calidad y la equidad de los servicios sanitarios y programas de salud Población directa: 72.100 personas. Población beneficiaria indirecta: 173.600 personas. Duración: 1 de enero de 2020 – 31 de diciembre de 2020. Presupuesto total: 680.000 euros. 

 

Disminución de la mortalidad/morbilidad ocasionada por las enfermedades crónicas en las provincias de Smara, Aaiún, Ausserd, Bujador, Dajla  entre la población saharaui refugiada en los Campamentos de Tindouf. Edición 2020  Población beneficiaria indirecta: 100.000 personas. Población beneficiaria directa: 1.000 personas. Duración:  1 de mayo 2020 - 30 de abril de 2021. Presupuesto:  100.000 euros  

 

Mejora de la salud oftalmológica y óptica de la población. Edición 2020 - 2021 en Smara, Aaiún, Ausserd, Bujador y Dajla, wilayas o provincias . Población beneficiaria indirecta: 173.600 personas. Población beneficiaria directa: 1.000 personas. Duración: del 1 de septiembre de 2020 al 1 de septiembre de 2021. Presupuesto: 139.552 euros. 

 

 

EN 2019

  • En 2019, el 87,5 % de los partos han sido atendidos por personal cualificado.

 

Puedes acceder a información más amplia sobre nuestro trabajo en Angola a través de nuestra Memoria Institucional 2019. 

 

1
Vídeo de Adala, responsable de Médicos del Mundo en el Ministerio de Salud saharaui

Vuestro apoyo

Únete a nosotros

Plataforma de trabajo

Newsletter

Mantente actualizado