Dona

Sudán del Sur

Fotografía: Médicos del Mundo

Sudán del Sur

Emergencia
12.600.000
Población

Habitantes

789
Mortalidad Materna

por cada 100.000 nacimientos

90,7
Mortalidad Infantil

por cada 1.000 nacimientos

Contexto humanitario

El equipo de Sudán del Sur se encuentra sumergido en diferentes proyectos que se encuentran activos en tres distritos del Estado de Jonglei. Con motivo de la covid-19 estos proyectos se han reorientando para preparar al menos 26 Centros de Atención Primaria y tres hospitales, así como dotar de medios a las comunidades de referencia para contener la propagación de la pandemia. 

 

A nivel institucional, la estrategia ha pasado por aumentar las capacidades del personal de salud en prevención y control de la infección mediante la adecuación de protocolos de actuación y formación. Asimismo, a nivel hospitalario, se han adecuado espacios de triaje y aislamiento de casos sospechosos con el objeto de evitar contagios intrahospitalarios entre pacientes y personal de salud. Se prevé equipar todos los Centros de Salud con materiales desinfectantes y de saneamiento básico. A nivel comunitario, se han adecuado estrategias de  sensibilización de la población gracias a acciones de promoción de la salud y mitigación de riesgos de contagio, tanto en medios radiofónicos como presenciales con grupos reducidos. 

 

Mediante el desplazamiento de clínicas móviles se han reforzado las acciones de educación para la salud entre la población ubicada en zonas de difícil acceso. 

 

La República de Sudán del Sur se proclama independiente de Sudán el 9 de julio de 2011, convirtiéndose así en el país más joven del mundo, después de décadas de conflicto. Tan sólo dos años después de su independencia, se inicia una guerra civil entre las tropas progubernamentales y las fuerzas de la oposición con un trasfondo de violencia entre las dos principales etnias: dinka y nuer, provocando un desplazamiento masivo de población con cerca de dos millones de personas huyendo de sus hogares. En febrero de 2020, ambas facciones alcanzaron un pacto para la formación de un gobierno de unidad nacional, que marca el inicio de la transición política. Sin embargo, la violencia intercomunitaria no ha cesado y el país continúa inmerso en una grave crisis humanitaria, con un incremento de más del 300% de violaciones de derechos humanos solo en el primer semestre del año respecto al año anterior, documentadas por la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en la República de Sudán del Sur (UNMISS). Estas violaciones incluyen asesinatos arbitrarios, lesiones, secuestros, violencia sexual relacionada con el conflicto, arrestos y detenciones arbitrarias, tortura y malos tratos, reclutamiento militar forzado, saqueo y destrucción de propiedad civil.
 

Los conflictos, la inseguridad y los desastres naturales han provocado desplazamientos masivos de población, con cerca de dos millones de personas huyendo de sus hogares. Todo ello, unido a la inseguridad generalizada, la debilidad de los servicios de salud pública y la falta de financiación explica que el país enfrente algunos de los peores indicadores de salud del planeta, con altas tasas de mortalidad y morbilidad infantil, desnutrición infantil severa y una de las tasas de mortalidad materna más altas del mundo, con 789 muertes por cada 100.000 nacidos vivos. Solamente un 43% de las instalaciones sanitarias del país están operativas y 4 de cada 5 centros de salud están a cargo de ONG y dependen de la disponibilidad de fondos humanitarios.

 

Desde su llegada al país en 2017, Médicos del Mundo ha centrado su intervención en el Estado de Jonglei, uno de los más afectados por conflictos e inundaciones. Inicialmente se pusieron en marcha varias acciones orientadas a la reducción de la mortalidad materno-infantil y al refuerzo de los servicios nutricionales y de salud reproductiva en el hospital de Bor (Distrito de Bor South), ampliando en 2019 su presencia con nuevos proyectos en los distritos de Duk y Twic East. Las actividades se orientan al fortalecimiento del debilitado sistema público de salud, así como a incorporar nuevos servicios de salud mental y atención psicosocial.

 

En colaboración con el Ministerio de Salud y las organizaciones locales Sudan Medical Care y John Dau Foundation, se asegura la disponibilidad y formación de personal de salud, así como la provisión de medicamentos esenciales y suministros médicos en el Hospital Estatal de Bor y en los demás centros de salud de los tres distritos apoyados. Dichos establecimientos son asimismo mejorados, rehabilitando sus infraestructuras y dotándoles en su caso de suministros básicos de agua, saneamiento y energía para su adecuado funcionamiento. Dichos establecimientos son asimismo mejorados, rehabilitando sus infraestructuras y dotándoles en su caso de suministros básicos de agua, saneamiento y energía para su adecuado funcionamiento. Asimismo, se asegura el funcionamiento de unidades médicas móviles para atender a las personas más vulnerables en lugares remotos de difícil acceso.

 


 
 

Qué hacemos

Actuaciones que llevamos a cabo:

  • Apoyo en el hospital de referencia de Bor, realizando asistencia técnica y refuerzo de los servicios de pediatría y maternidad a través del apoyo de una persona médica y una matrona
  • Colaboración en los procedimientos clínicos y protocolos a nivel hospitalario de la desnutrición aguda severa y sus complicaciones en los pacientes pediátricos
  • Actuaciones en la maternidad hospitalaria, atención al parto y prevención de las infecciones neonatales
  • Contribución en la mejora de la dotación hospitalaria para los servicios arriba mencionados (camas, mobiliarios clínico, armarios, bandejas, cunas, mesas de exploración, basculas y otros mobiliario auxiliar, etc.)
  • Apoyo a la referencia y derivación de casos desde los Centros de Atención Primaria al hospital

 

Respecto a las personas y grupos de población que atendemos con mayor frecuencia, podemos señalar:

  • Menores de 5 años 
  • Mujeres en edad reproductiva 
  • Sobrevivientes de violencia sexual 
  • Personas desplazadas internamente 
  • Personas heridas o lesionadas en ataques y enfrentamientos 


 

Socio local

Ministerio de Salud, John Dau Fundation

 

Entidades financiadoras

Unicef, Ayuntamiento de Málaga, Médicos del Mundo España

Proyectos de Acción humanitaria en curso

Prestación de servicios esenciales de salud, en los Distritos de Duk, Twic East y Bor, Estado de Jonglei Duración: 1 de julio de 2019 – 31 de agosto de 2021. Población beneficiaria directa: 275.400 personas (112.000 menores de 5 años, 163.400 mujeres en edad reproductiva de 15-44 años). Población beneficiaria indirecta: 559.999 personas. Presupuesto:  6.976.087 (8.470.365 USD)   

 

Mejora de la asistencia sanitaria en el Estado de Jonglei, Sudán del Sur, a través de rehabilitaciones básicas de Centros de Atención Primaria de Salud del distrito sanitario de Twic East Duración: 1 de junio de 2021 – 28 de febrero de 2022. Población beneficiaria directa: 60.550 personas (32.092 mujeres y 28.458 hombres). Población beneficiaria indirecta: 121.100 personas (66.605 mujeres y 54.495 hombres). Presupuesto: 13.636 euros . Acción humanitaria

 

En 2020

  • Se ha apoyado a 36 establecimientos de salud y 4 unidades médicas móviles para brindar servicios de salud primarios y secundarios, incluyendo salud mental y apoyo psicosocial y respuesta frente a la covid-19 a la población del estado de Jonglei, entre la que se encuentran más de 10.000 personas desplazadas internas debido a las inundaciones y la violencia entre comunidades.

 

Puedes acceder a información más amplia sobre nuestro trabajo en Sudán del Sur a través de nuestra Memoria Institucional 2020. 

 

Vuestro apoyo

Voluntarízate

Únete a nuestro equipo de voluntariado