Dona

Sudán del Sur

Fotografía: Bruno Abarca

Sudán del Sur

Emergencia
12.340.000
Población

Habitantes

789
Mortalidad Materna

por cada 100.000 nacimientos

60,3
Mortalidad Infantil

por cada 1.000 nacimientos

Contexto humanitario

El conflicto en Sudán del Sur empezó en diciembre de 2013, y se ha extendido en los últimos años dando como resultado la mayor crisis humana internacional de la actualidad.

Este conflicto ha generado desplazamientos masivos y actualmente 1,9 millones de civiles están desplazados internamente y otros 1,6 millones han encontrado refugio en países vecinos.

Actualmente, la situación de seguridad alimentaria en Sudán del Sur está muy deteriorada y se estima que alrededor de 4,9 millones (el 42% de la población) se encuentran en situación de inseguridad alimentaria severa. La magnitud de esta crisis no tiene precedentes en ningún periodo anterior. Además, se observa un empeoramiento de la situación en algunas regiones, asociado a la extensión de la inseguridad, los desplazamientos, la falta de acceso físico, una mala temporada agrícola, una dieta extremadamente pobre, baja cobertura de instalaciones de saneamiento, prácticas higiénicas deplorables, y la crisis económica.

Problemas de salud: salud infantil, salud reproductiva, violencia sexual y de género

La crisis persistente de los últimos tres años ha revertido la mayoría de los logros conseguidos en materia de prestación de servicios de salud desde la independencia del país. Las principales causas de mortalidad son la malaria, el VIH y las complicaciones médicas derivadas de la malnutrición aguda. Los ratios de mortalidad en menores de cinco años, así como los de malnutrición son extremadamente altos. El país tiene uno de los peores índices de mortalidad infantil del mundo, debido a múltiples factores como la falta de acceso a servicios de salud, escasez de personal cualificado y equipado, falta de rutinas de inmunización (vacunas), exposición constante a epidemias como el cólera, la malaria, sarampión, meningitis o fiebres hemorrágicas.

El ratio de mortalidad en menores de 5 años: 108 por cada 1.000 nacimientos (el 75% debido a malaria, neumonía o diarrea). La provisión y acceso a servicios de atención prenatal constituye un reto en Sudán del Sur. Se desconoce el porcentaje de madres en el país que dan a luz con un asistente al parto cualificado. Desde el brote de violencia en 2013, los civiles han sido deliberadamente y sistemáticamente atacados en base a su etnia (homicidios, violencia sexual, esclavitud sexual y matrimonio forzado).

Provisión de servicios de salud en Sudán del Sur

La mayoría de la población no tiene acceso a los servicios de salud, en parte debido a la extensión de la violencia. Debido a los numerosos conflictos, muchos servicios de salud han sido destruidos y/o saqueados. Además, el 99% de la red de carreteras no es accesible a vehículos la mayor parte del año debido a las lluvias e inundaciones. Los desplazamientos de la población son muy comunes. Con frecuencia, las personas desplazadas internas son trasladadas a campos informales que no cuentan con la protección de la comunidad internacional y que además son bastante inaccesibles debido a la inseguridad.

Normalmente, los servicios de salud se limitan a visitas de equipos de emergencia que proveen servicios muy básicos. Las personas en los campos están en constante movimiento y no pueden ser cubiertas por servicios de salud fijos. Las poblaciones que viven en sus comunidades también están afectadas, recibiendo servicios muy pobres, debido al escaso apoyo por parte del gobierno nacional al sistema público de salud. Un médico atiende a una población de 100.000 personas, mientras que dos enfermeros lo hacen para 1.000 personas. Solo el 10% de los servicios de salud tienen personal cualificado. La financiación de los suministros médicos depende casi al 100% de donaciones.

Conflicto y crisis económica en la región de Bor

La región y en especial la ciudad de Bor han jugado un papel importante en el conflicto del país. Ha sido el epicentro de la Segunda Guerra Civil Sudanesa, el escenario de la masacre de 1991 de Bor, y campo de batalla durante el prolongado conflicto en varias ocasiones. A día de hoy, Bor está afectado por varios conflictos de diferente naturaleza: guerra civil, conflictos tribales, violencia debido a la crisis económica. El conflicto ha evolucionado en choques entre jóvenes de distintas tribus. Esos grupos de jóvenes están bien armados y el gobierno tiene escaso control sobre ellos.

Qué hacemos

Los resultados de la misión exploratoria llevada a cabo entre los meses de mayo y junio de 2017 pusieron de manifiesto la pertinencia y posibilidad de nuestra intervención en el estado de Jonglei, región de Bor South.

Concretamente, estas son las actuaciones que estamos llevando a cabo en estos momentos:

  • Apoyo en el Hospital de referencia de Bor, realizando asistencia técnica y refuerzo de los servicios de pediatría y maternidad a través del apoyo de una persona médica y una matrona.
  • Colaboración en los procedimientos clínicos y protocolos a nivel hospitalario de la desnutrición aguda severa y sus complicaciones en los pacientes pediátricos
  • Actuaciones en la maternidad hospitalaria, atención al parto y prevención de las infecciones neonatales.
  • Contribución en la mejora de la dotación hospitalaria para los servicios arriba mencionados (camas, mobiliarios clínico, armarios, bandejas, cunas, mesas de exploración, basculas y otros mobiliario auxiliar, etc)
  • Apoyo a la referencia y derivación de casos desde los Centros de Atención Primaria al hospital.

Respecto a las personas y grupos de población que atendemos con mayor frecuencia, podemos señalar:

Menores de 5 años (aproximadamente 57,345 en el distrito de Bor). Durante las emergencias, los niños y niñas son aún más vulnerables de lo que ya eran. Las principales causas de mortalidad en menores de 5 años son partos prematuros con complicaciones, neumonía, asfixia al nacer, diarrea y malaria. Cerca de un 45% de las muertes infantiles están relacionadas con la malnutrición. Más de la mitad de dichas muertes se deben a complicaciones que pueden prevenirse o tratarse con acceso a intervenciones simples y asequibles.

Mujeres en edad reproductiva (15-44 años; aproximadamente 63,308 en el distrito de Bor). Factores biológicos, falta de acceso a información y a servicios sanitarios, vulnerabilidad económica y relaciones desiguales de poder exponen a las mujeres, especialmente a las más jóvenes, a enfermedades de transmisión sexual, complicaciones durante el embarazo o el parto, depresión y suicidio. Las muertes maternas son la segunda causa de muerte de mujeres en edad reproductiva y el 99% de ellas se dan en países empobrecidos.

Sobrevivientes de violencia sexual Las niñas y las mujeres son mucho más propensas que los niños a sufrir abusos sexuales y violencia de género, y representan hasta el 97% de las supervivientes en Sudán del Sur. Desde el estallido de la violencia en 2013, las mujeres han sido deliberada y sistemáticamente atacadas por la violencia sexual, la esclavitud sexual y el matrimonio forzado. En febrero de 2017, el Grupo de Protección del Sudán del Sur informó de un aumento del 64% en el número de casos de violencia sexual y de género registrados.

Personas desplazadas internamente. La guerra y el hambre son las principales razones de los masivos desplazamientos de población en Sudán del Sur, del cruce de fronteras y también dentro del país. Las personas internamente desplazadas están expuestas a brotes debido a las malas condiciones de agua, higiene y saneamiento en los campamentos de personas desplazadas,  así como a la falta de acceso a servicios de salud estáticos.

Personas heridas o lesionadas en ataques y enfrentamientos. Como resultado de los enfrentamientos inter tribales, el robo de ganado, el aumento de la delincuencia común debido a la crisis económica y los combates entre el SPLA y los grupos armados rebeldes, las heridas de bala y otras lesiones relacionadas con armas son importantes causas de mortalidad.

Vuestro apoyo

Voluntarízate

Únete a nuestro equipo de voluntariado