Dona

Haití

Fotografía: Médicos del Mundo Haití

Haití

11.000.000
Población

Habitantes

2,9
Tasa de fecundidad

Nacimientos por mujer

67
Mortalidad infantil

por cada 1.000 nacimientos

Contexto Humanitario

En Haití se trabaja en coordinación con otras secciones de la red internacional presentes en el país como Canadá y Suiza, coordinando las respuestas que se están dando en la emergencia de la Covid-19. La acción principal se ha centrado en la comunicación y sensibilización comunitaria, así como en la prevención y control de la infección. Se reproducen y difunden mensajes de sensibilización del Ministerio de Salud en las zonas de intervención y también se difunden mensajes en la radio. Asimismo, se han realizado formaciones a los diferentes agentes sanitarios de los Centros de Salud. Además de estas tareas, se han proporcionado trajes de bioseguridad (EPIS) al personal de salud. 

 

Haití sufre una crisis crónica en materia política, económica y social que sumado a una larga sequía hace que la población haitiana viva una situación de inseguridad alimentaria y sanitaria permanente. Tras el destructivo terremoto que asoló Haití en 2010 y los posteriores huracanes Mathew y Andrew, Médicos del Mundo comenzó a trabajar en la zona en colaboración con otros organismos internacionales y con la Red Internacional de MdM (Canadá) en el refuerzo de la sociedad civil en materia de derechos sanitarios, tanto a nivel comunitario como institucional, también en la rehabilitación de la infraestructura sanitaria regional y en respuesta a la epidemia de cólera en las regiones de Palmes y Bas Artibonite.

 

En febrero de 2020, Médicos del Mundo España cumplió 10 años de trabajo en el país, desde que la asociación dio respuesta a la emergencia provocada por el terremoto y sus sucesivas réplicas, así como el posterior brote de cólera que afectó a más de 820.000 personas y mató a 9.792.  En el año 2020, el trabajo de la asociación en Haití estuvo marcado por prolongadas tensiones sociales y disturbios civiles a causa del estancamiento político provocado por el descontento con el gobierno actual, todo ello agravado por la covid-19.

 

A nivel económico, la moneda haitiana (gourde) perdió más del 40% de su valor frente al dólar entre junio de 2019 y junio de 2020. La inflación de los precios se disparó con efectos dramáticos en el poder adquisitivo de los hogares más vulnerables. Los precios inasequibles de los alimentos, resultado también de los efectos de la prolongada sequía en la agricultura local, junto con las deficiencias estructurales en los servicios básicos y la ausencia de un plan integral para corregir la situación económica, han dado lugar a manifestaciones violentas.

 

El débil estado de derecho, combinado con la erosión de las normas sociales, expusieron significativamente a las poblaciones vulnerables a la violencia física y sexual, la explotación y el abuso.

 

Con la salida de la misión de las Naciones Unidas en octubre de 2019, la violencia política y las actividades criminales se han intensificado, una tendencia que se espera continúe en 2021 en relación con las elecciones previstas. La salida migratoria va en aumento, lo que expone a las poblaciones vulnerables a nuevos riesgos, incluyendo la apatridia y las repatriaciones forzadas.

 

En este contexto, la situación alimentaria y nutricional ha empeorado drásticamente, y se prevé que se deteriore más aún. El brote de covid-19 ha puesto de manifiesto la fragilidad estructural del sistema de salud haitiano y ha confirmado la dependencia del país de la ayuda externa para responder a las emergencias. Médicos del mundo sigue centrando los esfuerzos en apoyar al aún frágil y agotado sistema público de salud haitiano y a sus comunidades rurales del oeste (región Goaviana) y norte del país (Artibonite).

 

En 2020 se ha seguido trabajando a nivel comunitario para que el acceso a la salud materna e infantil sea un derecho adquirido en Haití. A pesar de la situación de pandemia, que interpeló el país y que redujo drásticamente la presencia de mujeres en las estructuras sanitarias durante unos meses, y gracias al trabajo comunitario, el refuerzo de la sociedad civil y la inclusión de los actores de la medicina tradicional y actores locales se han vuelto a estabilizar las tasas de asistencia a las estructuras de salud primaria. Por ejemplo, más de 1.500 nacimientos fueron atendidos en la salud primaria.

Qué hacemos

Proyectos en curso

Refuerzo de los servicios de salud sexual y reproductiva, salud materna y neonatal en la zona rural de Goaviana, departamento del Oeste Presupuesto: 982.238 euros. Duración: 16 de octubre de 2018 – 15 de octubre de 2021. Población destinataria directa: 32.812 personas de las comunidades rurales (22.916 mujeres y 9.897 hombres) entre ellas, 8.356 madres, 14.559 jóvenes menores de 18 años y 1.476 recién nacidos/as, también el personal de salud de 13 estructuras sanitarias (2 hospitales y 11 centros de salud rurales).  Población destinataria indirecta: 309.467 personas de las comunidades rurales (151.933 mujeres y 157.534 hombres). 

 

Socios locales

Dirección Sanitaria de Artibonite y del Oeste, Ministerio de Salud Pública y la Población, Unidad Comunal de Salud Goaviana, Unidad de Arrondissement Sanitario de Dessalines y de St. Marc.

 

Entidades financiadoras

Gobierno de Navarra, Enfants du Monde, Ayuntamiento de Valladolid, Diputación de Valladolid,  Médicos del Mundo España.

 

 

En 2020

  • Médicos del Mundo trabaja para que las estructuras de salud hayan podido asegurar el funcionamiento del servicio básico de salud en los departamentos de Artibonite y Oeste durante la pandemia covid-19. Estos lugares han contado con protocolos de prevención y control de la infección aplicados y más de 400 profesionales de salud y agentes de salud comunitaria sensibilizados y protegidos.

 

Puedes acceder a información más amplia sobre nuestro trabajo en Angola a través de nuestra Memoria Institucional 2020. 

1
Haití - MdM España

Vuestro apoyo

Únete a nosotros

Plataforma de trabajo

Newsletter

Mantente actualizado