Dona

Nuestra lucha internacional contra la covid-19

Fotografía: Claudia Belaunde

Nuestra lucha internacional contra la covid-19

Cuando España supera 1,3 millones de contagios de coronavirus y ya hay más de 50 millones de casos en todo el mundo, nuestra lucha se hace más necesaria que nunca.

En Médicos del Mundo, desde el inicio de esta pandemia, nunca hemos dejado de apoyar a todos los países donde trabajamos, cuyos sistemas de salud están en condiciones muy precarias y las comunidades son extremadamente vulnerables. La covid-19 llega a estos países sumándose en muchas ocasiones a crisis humanitarias, sequías, conflictos políticos y a la escasez crónica de recursos.

Centramos nuestros esfuerzos en la preparación de planes de contingencia para dar la mejor respuesta a esta pandemia, mejorando la dotación de los centros de salud, apoyando la implementación de protocolos de prevención y control de la infección (conocidos como PCI), el manejo de casos y la gestión de residuos, fortaleciendo las capacidades del personal de salud y del sistema en su conjunto.

Activación de los equipos en respuesta a la emergencia

Angola: desde marzo hasta septiembre se habían diagnosticado 2.965 casos de covid-19 y 117 muertes. La mayoría de los casos han sido detectados en Luanda, pero desde hace unas semanas se han confirmado casos en otra provincia, incluyendo casos importados en la pro-vincia de Lunda Norte, donde trabajamos, sin ningún caso sin embargo ni en Dundo ni el asentamiento de Lovua. El equipo ha centrado todos sus esfuerzos en la preparación del plan de contingencia y ha estado trabajando con nuestros socios para prepararse de la mejor manera posible para la respuesta al coronavirus en la zona de intervención.

Bolivia: tras la declaración por parte del Gobierno en julio pasado del "Estado de calamidad", el Comité de Emergencia de Médicos del Mundo aprobó el despliegue de nuestro equipo flying en el país, donde han desarrollado una intervención de 2 meses para contribuir a la respuesta articulada para la contención de la covid-19 en el departamento de Santa Cruz.

Equipo de emergencias en Bolivia. Fotografía de Claudia Belaunde.
Equipo de emergencias en Bolivia. Fotografía de Claudia Belaunde.

Burkina Faso: a principios de septiembre había 1.447 casos confirmados y 55 fallecimientos. Gracias a fondos recibidos de donantes como el START FUND NETWORK o de  la Unión Europea, hemos podido continuar nuestro trabajo en curso desde finales de marzo. Nuestros equipos apoyaron la comisión nacional de prevención y control de las infecciones (PCI) del comité de respuesta a las urgencias sanitarias para desarrollar el protocolo nacional en el contexto de la covid-19 y para aplicarlo en centros de salud y mercados de Ouagadougou.

El Salvador: en el marco del programa La Paz, entregamos insumos y material para la prevención a 185 mujeres de los municipios priorizados y continuamos dando seguimiento a redes y grupos de mujeres con campañas de sensibilización.

Guatemala: entregamos alimentos en varios municipios a 2.581 destinatarios/as. También hemos distribuido kits de higiene familiar para la prevención del coronavirus en 581 hogares. Se está apoyando asimismo al Ministerio de Salud en la preparación de estrategia de Prevención Control de Infecciones y en el fortalecimiento de la elaboración planes de IEC en el contexto de emergencias sanitarias. Continuamos con los procesos formativos al personal de salud.

Haití: el número oficial de casos positivos de covid-19 está aumentando lentamente según las cifras oficiales y el estado de emergencia de salud pública has sido levantado. Trabajamos en coordinación con la red internacional de Médicos del Mundo presente en el país (Canadá, Suiza y España) para dar respuesta en los pilares de comunicación, sensibilización de la comunidad e IPC y hemos potenciado las acciones de sensibilización en colaboración con el Ministerio de Salud.

Honduras: durante el mes de agosto comenzó la reapertura del país, aunque continuaron existiendo restricciones y medidas de prevención en todo el país. Nuestro programa de migración permanece activo en sus diferentes actividades y las organizaciones socias siguen recibiendo el acompañamiento de forma presencial, virtual o telefónica. Las atenciones médicas a personas desplazadas internas o con necesidad de protección internacional a personas albergadas en programas de protección se siguen brindando.

Mauritania: con el foco puesto en las medidas de prevención, los posibles síntomas y el número de teléfono gratuito COVID19 para las personas muy expuestas (personal de farmacias, vendedores ambulan-tes, etc.) en la capital, Nuakchot, nuestra campaña de comunicación continuó con automóviles con megafonía en zonas rurales remotas – (Guidimakha) - y con la producción y difusión de cartelería y folletos de sensibilización sobre la covid-19. Hemos entregado de existencias de material de protección a las estructuras sanitarias de Nuakchot y Guidimakha (en consorcio con otras cuatro ONG) y realizado un inventario con las ne-cesidades de material para los centros de atención primaria.

Mozambique: después de cuatro meses de Estado de Emergencia Nacional y ante la inexistencia de un marco legal que permita su prolongación, el pasado día 6 de agosto fue decretado el Estado de Calamidad Pública de forma indefinida mientras dure la pandemia de covid-19. Con la relajación de las medidas de restricción, el número de casos confirmados aumentó de forma preocupante. En Cabo Delgado y Matola, los equipos de Médicos del Mundo han continuado con las acciones de apoyo a la Estrategia Nacional de respuesta Comunitaria al coronavirus, y en el distrito de Metuge (Cabo Delgado) se han dado los primeros pasos para la construcción de un centro de triaje para el coronavirus , que beneficiará a la población interna desplazada de las zonas del norte de la provincia.

Palestina - Territorios Palestinos Ocupados: contribuimos al Plan de Preparación y Respuesta junto a UNICEF y la Organización Mundial de la Salud. Realizamos sensibilización comunitaria y distribución de material de información, educación y comunicación en relación a la covid-19. Por otra parte, con relación a las comunidades beduinas situadas en área C, se han implementado sistemas de seguimiento en remoto y apoyo a la salud mental integral. Junto a ello, el equipo ha asegurado su atención sanitaria a través de clínicas móviles.

Campamentos de Personas Refugiadas Saharauis: nuestra respuesta a la emergencia de covid-19 se basa en el refuerzo de las capacidades del Ministerio de Salud asegurando la disponibilidad de medicamentos vitales y medicamentos específicos, así como EPI y otros equipos fundamentales para la prevención y atención de casos. En otra línea se están equipando los espacios de aislamiento y de tratamiento sanitario a casos de covid-19.

Senegal: han ido aumentando los casos detectados y se han abierto focos de contagio en nuevas zonas del país y hemos ampliado nuestro trabajo tanto en número de intervenciones en los ejes ya trabajados (sensibilización, formación al personal sanitario y apoyo psicosocial) como en zonas geográficas, abarcando más distritos de Dakar, así como saliendo a las zonas fronterizas con Guinea Conakry. Asimismo, estamos conformando un equipo sanitario en el país que acompañe y se adecue a esta nueva situación.

Sierra Leona: la evolución de la pandemia se ha ralentizado en las últimas semanas y la mayoría de los casos se concentran en grandes ciudades como Freetown. Continuamos colaborando semanalmente en las reuniones de actualización con el personal designado del Centro Operacional de Emergencias que se encarga de la gestión de la covid-19 en el distrito de Koignadugu. Participamos en la detección de necesidades en los centros de salud y en la dotación de material de protección per-sonal.

Siria: apoyamos 14 centros de atención primaria asegurando el acceso a atención primaria, salud sexual y repro-ductiva (SSR) y salud mental y apoyo psicosocial (SMAPS), y un equipo móvil, formado por un médico/a y un psicólogo/a que atienden a la población desplazada que vive en alojamientos colectivos. Comenzamos a formar al personal sanitario en covid-19 en febrero cuando se dieron los primeros casos en Irán, y desde entonces hemos seguido formando al personal con las últimas actualizaciones que ha publicado laOrganización Mundial de la Salud. Los centros apoyados por Médicos del Mundo han sido adaptados con las medidas correspondientes de control de prevención de infecciones para prevenir la transmisión del virus y proteger tanto al personal sanitario como a los pacientes.

Sudán del Sur: desde el inicio de la pandemia, el equipo ha reorientado sus intervenciones en 3 Distritos del Estado de Jonglei (Bor Sou-th, Duk y Twic East) obteniendo además financiación adicional para promover una respuesta integral y articulada entre el nivel institucional (Hospital y Centros de Salud) y la comunidad, contribuyendo a la prevención y control de la infección.J unto con nuestras socias locales (Sudan Medical Care y John Dau Foundation) apoyamos 29 estructuras de la red pública de salud.

Ucrania: trabajamos en el refuerzo del sistema público de salud, llegando con las unidades móviles a aquellas zonas en conflicto donde los centros de salud han sido dañados o no cuentan con suficiente personal sanitario. Estas unidades prestan servicios de atención primaria, salud sexual y reproductiva, salud mental y apoyo psicosocial y donación de medicamentos. Varios centros de salud, tanto en la zona controlada como en la no controlada por el gobierno, han sido apoyados en la renovación de los equipos médicos básicos, incluyendo respiradores, así como con medicamentos y consumibles médicos. Apoyamos a las autorida-des sanitarias en el rastreo de casos.

Venezuela: se han llevado a cabo numerosas entregas de insumos médicos y material médico, así como EPI a los CDI identificados conjuntamente con MSF. Se han activado dos puntos de 24 horas de atención apoyados por el proyecto, para la recogida de casos y la referencia a los hospitales de referencia. Las actividades de vigilancia epidemiológica de base comunitaria y los equipos de respuesta rápida están enfocados en el despistaje de personas con sintomatología respiratoria. 

Esta es una muestra de algunos de los hitos conseguidos:

  • 37 equipos de Respuesta Rápida operativos en Angola, Venezuela, Burkina Faso y Bolivia.
  • 100 puestos de triaje creados en Bolivia, Venezuela y Angola.

 

  • 58 personas formadas en la toma y gestión de muestras en Bolivia y Palestina.
  • 333 centros sanitarios han sido apoyados para la definición de circuitos PCI en 5 países.

 

  • 2.197 pacientes han recibido apoyo psicosocial en Burkina Faso, Angola y Palestina.
  • 120 profesionales sanitarios (89 mujeres) han recibido apoyo psicosocial.

 

  • 69 centros de salud cuentan con planes de emergencia covid-19 implementados en 4 países.
  • 319.738 personas sensibilizadas sobre la covid en 6 países.

 

Ahora más que nunca, seguimos trabajando en España y en otros 18 países por el derecho a la salud para todas las personas. Ahora más que nunca, nuestra lucha contra la covid-19 continúa. 

Gracias por estar a nuestro lado #ContigoSomosResistencia.