Luchemos juntos por una atención médica universal
Noticias

“No queremos pasar de un terremoto a una epidemia”

Noticias
Por la escalada de violencia y las protestas, desde Médicos del Mundo señalamos que no podemos garantizar el acceso a la salud y la ayuda humanitaria.

Una fuerte respuesta sanitaria a las terribles consecuencias del terremoto vivido en Turquía y Siria hace tres semanas es ahora más importante que nunca para evitar daños mayores. Los equipos desplegados en las zonas afectadas trabajan en protocolos y medidas sanitarias, sin embargo, Médicos del Mundo señala que es necesaria una respuesta más contundente para evitar peores consecuencias. Las enfermedades infecciosas van en aumento y pueden causar epidemias si no se toman precauciones estrictas. “No queremos pasar de un terremoto a una epidemia”, alerta José Félix Hoyo, vicepresidente de Médicos del Mundo.

Después de tres semanas del devastador terremoto que afectó al menos a 10 provincias turcas y al noroeste de Siria, 44.000 personas han muerto y 108.000 han resultado heridas, según los últimos datos de OCHA. Hasta el momento, la agencia señala que hay 9,1 millones de personas afectadas, sin embargo este número podría aumentar y ya se han observado los primeros casos de rabia y sarna en las regiones afectadas, lo que supone un riesgo de epidemia de enfermedades infecciosas.  

Las condiciones antihigiénicas, la vida en grupo en los refugios y el uso de agua contaminada aumentan el riesgo de propagación de enfermedades altamente contagiosas como la sarna, el sarampión, el tétanos y las enfermedades transmitidas por el agua. También, el amianto y el polvo producido por los escombros son inhalados por las personas y suponen una grave amenaza en términos de enfermedades respiratorias. Además, debido al aumento de roedores en las zonas afectadas, la propagación de la rabia es también un riesgo importante.

Estas enfermedades infecciosas pueden aparecer durante un periodo que puede durar de 4 días a 4 semanas después de que se produzca el terremoto, y pueden propagarse muy rápidamente hasta convertirse en epidemias si no se toman medidas eficaces de inmediato.

Así, Médicos del Mundo hace un llamamiento a las autoridades públicas y a la comunidad internacional para que intensifiquen estas medidas, en particular las vacunas y los medicamentos necesarios, dada la extensión de la región total afectada por los terremotos y la velocidad de propagación de las epidemias. Las medidas de desinfección sanitaria deben tomarse con el máximo cuidado: es necesario colocar más aseos y duchas en la zona y resolver de inmediato la cuestión del acceso al agua potable. También es esencial distribuir en todos los refugios máscaras protectoras y medicamentos para el tratamiento de enfermedades como la sarna.

Según el Ministerio de Sanidad turco, se han enviado a la zona del seísmo suministros de vacunas, como las del tétanos y la rabia, y han empezado a funcionar farmacias móviles. Tanto organizaciones humanitarias como la propia Organización Mundial de la Salud refuerzan la respuesta turca con equipos médicos de emergencia, con el fin de evitar terribles consecuencias.

Médicos del Mundo ya alertó de un alarmante brote de cólera en Siria, que entre el 25 de agosto de 2022 y el 07 de enero de 2023, ha dejado 77.561 casos sospechosos de cólera y 100 muertes, según datos de OCHA. La causa directa del brote es el consumo de agua infectada del río Éufrates, como resultado de deficiencias en el acceso al agua potable en el norte del país. Las deficiencias en el suministro de agua potable, la fragilidad del sistema de salud y la escasez de recursos en un contexto de conflicto armado activo son causas de este brote prevenible.

Desde Médicos del Mundo pedimos a los donantes que proporcionen fondos adicionales para suministros médicos y de agua, saneamiento e higiene críticos, equipos e instalaciones de tratamiento del cólera”, añade el vicepresidente de la organización.

Qué hace Médicos del Mundo

La organización da una respuesta humanitaria a las áreas afectadas por el seísmo tanto en Turquía como en Siria, con equipos multidisciplinares especializados en necesidades de salud, salud mental y apoyo psicosocial y salud sexual y reproductiva, así como infancia y apoyo con medicamentos.

En Siria, Médicos del Mundo cuenta con cinco centros de atención primaria operativos que están brindando primeros auxilios a la población de Idlib. Además, se ha habilitado una unidad móvil con personal médico, de enfermería, farmacéutico y una matrona, que están circulando por la región atendiendo a población afectada.

Las personas que quieran colaborar con esta emergencia pueden hacerlo a través de:

Nuestra web

Bizum: 33509

Cuenta bancaria: ES54 2100 4466 9902 0002 0000

Teléfono: 91 567 86 01