Dona

Violencia de género

Fotografía: Médicos del Mundo
Resultado dinámica para trabajar contra la violencia de género

Violencia de género

1.000

mujeres asesinadas desde 2003

1.702

delitos de violación denunciados en 2018

92%

de las mujeres españolas han experimentado acoso callejero

La situación

La violencia de género es una de las vulneraciones de los Derechos Humanos más consentida y encubierta a lo largo de la historia. Sin embargo, no es hasta la “Conferencia Mundial de los Derechos Humanos (DDHH)” (1993) cuando -gracias al trabajo y activismo de organizaciones feministas de todo el mundo-, es reconocida por Naciones Unidascomo una forma de discriminacióny violación de los derechos humanos. 

Este reconocimiento ha tenido importantes consecuencias para la vida de las mujeres. Por un lado, se ha visibilizado la violencia de género como un problema social y público, obligando a los Estados a tomar medidas para prevenir y erradicar todas sus manifestaciones y castigar a los culpables. Por otro lado, se ha considerado a las mujeres Titulares de Derechos y no meros sujetos pasivos.  

La “Declaración de la eliminación de la violencia contra la mujer” la define como “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vía pública como en la vida privada”.

Las diferentes manifestaciones de la Violencia de Género violan, entre otros, el derecho a la vida; el derecho a la libertad y a la seguridad personal; el derecho a no ser sometida a torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes; el derecho a la igualdad ante la ley; el derecho a la igualdad en la familia; el derecho a la protección en condiciones de igualdad; el derecho a recurrir a un tribunal imparcial; el derecho a circular libremente; el derecho a la libertad de reunión y asociación; el derechos a la salud física y mental; el derecho a la libertad sexual y reproductiva; el derecho a unas condiciones de empleo justas e igualitarias.

A nivel europeo no es hasta la aprobación del Convenio de Estambul (2011) cuando se introdujo en un texto vinculante que la Violencia de Género “constituyen una violación grave de los DDHH de las mujeres y las niñas y un obstáculo fundamental para la realización de la igualdad entre mujeres y hombres”. Además, el Convenio define y tipifica las diferentes manifestaciones de la VG ya establecidas por Naciones Unidas “como la violencia doméstica, el acoso sexual, la violación, el matrimonio forzoso, los crímenes cometidos supuestamente en nombre del «honor» y las mutilaciones genitales”.
 

La situación de la violencia de género ejercida por la pareja y/o expareja en España es bastante alarmante. Desde el año 2003 han sido 1000 las mujeres asesinadas y contabilizadas por las estadísticas oficiales.

La Macroencuesta de Violencia contra la Mujer (2015) estudió por primera vez la violencia física y sexual fuera del ámbito de la pareja o expareja, y señaló que el 13,7% de las mujeres residentes en España de 16 o más años ha sufrido violencia sexual a lo largo de su vida por parte de parejas, exparejas o terceros. En el ámbito de la pareja y/o expareja la cifra es del 12,5%, y el 25,4% ha sufrido violencia psicológica de control. 

Las agresiones sexuales con penetración en España aumentaron un 22,7% durante 2018 —hubo 1.702 delitos de violación denunciados frente a los 1.387 de 2017— y también lo hicieron el resto de agresiones y abusos sexuales sin penetración. En dos años se ha pasado de 1 violación cada 8 horas a una cada 5 horas. En 2018 se registraron 59 agresiones sexuales múltiples, y 19 en los tres primeros meses de 2019.  

Respecto al acoso callejero, el estudio realizado por la Fundación Jean-Jaurès y la Fundación Europea de Estudios Progresistas en 2018 señaló que el 92% de las españolas lo había experimentado en algún momento de sus vidas; especificando un 86% silbidos en la calle, un 76% miradas obscenas y un 50% gestos sexuales, frente al promedio europeo que está en 65%, 62% y 36% respectivamente. Esta situación se agrava en las más jóvenes y limita la movilidad y el uso del espacio público de las mujeres. 

La discriminación de género es el germen de la violencia de género,  sin embargo, el estudio “Percepción social de la violencia sexual” realizado por la Delegación de Gobierno para la violencia de género (2018) señala que el 40,3% de los hombres cree que las desigualdades de género son pequeñas o casi inexistentes, más del doble que el porcentaje de las mujeres (17,8%) (9). 

Se calcula que en España hay más de 55.000 mujeres y niñas procedentes de países en los que se practica la mutilación genital femenina (MGF). De ellas, 18.396 tienen entre 0 y 14 años. La Red Europea EndFGM estima en 15.907 las supervivientes de MGF que vivían en España en 2018.

Pese a la falta de datos estadísticos en relación al matrimonio forzoso en España, existen claros indicios de que está ocurriendo, así lo señalan las mediadoras comunitarias de los programas de nuestra organización.

Nuestra acción

En Médicos del Mundo trabajamos desde un enfoque de Género y Derechos Humanos y todos nuestros proyectos tienen como objetivos la transformación de la sociedad para que sea más justa e igualitaria. 

Desde septiembre de 2018, dos son los proyectos que abordan directamente la violencia de género. 

GENDER ABC

https://www.endfgm.eu/what-we-do/gender-abc/

proyecto Gender ABC
proyecto Gender ABC

Programa educativo de Igualdad y Prevención de Violencia de Género.

Financiado por la UE, DG JUSTICE. Fechas de ejecución: Septiembre 2018 – Agosto 2020. Se va a desarrollar en Madrid, Euskadi y Aragón.

Tiene como objetivos los siguientes:

Empoderar a la infancia y adolescencia en el respeto a los DDHH, el reconocimiento de las violaciones de sus Derechos y/o la identificación de distintas formas de violencia de género que puedan experimentar.​
Aumentar la sensibilización de la comunidad educativa y los servicios sociales en relación a los Derechos de la Infancia y la Prevención de violencias de género. ​
Fortalecer el compromiso político de las autoridades locales y nacionales en la igualdad de género y en la prevención de las violencias de género desde la educación formal.

La población destinataria es la siguiente:

Titulares de Derechos:​

  • Alumnado de Primaria y Secundaria.​

 

Titulares de responsabilidades:​

  • Profesorado de Primaria y Secundaria.​
  • Familias.​

 

Titulares de Obligaciones: ​

  • Autoridades locales y nacionales

 

ACCESS

Prevención comunitaria en Violencia de Género y Empoderamiento de Mujeres Migrantes.

Financiado por la UE, DG JUSTICE. Fechas de ejecución: Septiembre 2018 – Agosto 2020. Se va a desarrollar en Madrid, Navarra y Aragón.

Tiene como objetivo mejorar la prevención, protección y derivación a servicios de apoyo de mujeres y niñas migrantes víctimas de violencia de género -o en riesgo de serlo-. Entre las actividades previstas se va a formar a mujeres para que sean agentes de cambio dentro de sus comunidades con el siguiente programa de formación:

  1. Introducción: Teoría Género
  2. Aproximación a la VG
  3. MGF y matrimonios forzados
  4. Violencia sexual
  5. Violencia en (ex)pareja
  6. Agentes de cambio VG
  7. Asesoramiento y derivación
  8. Habilidades de comunicación
  9. Estrategias de movilización
  10. Cierre: Liderando el cambio social
     

La población destinataria es la siguiente: 

Titulares de Derechos:​

  • 15 Mujeres Migrantes Agentes de Cambio en violencia de género (5 por sede). ​
  • 150 mujeres o niñas (50 por sede) derivadas a servicios de apoyo y/o protección. ​
  • 1000 mujeres, hombres, niñas y niños migrantes sensibilizadas en prevención de violencia de género.​

Titulares de responsabilidades:​

  • 20000 visitas a la Web (resultado general para los 3 países).​
  • 150 profesionales (50 por sede).​

Titulares de Obligaciones: ​

  • Autoridades locales y nacionales

 

Nuestra opinión

Consideramos la violencia de género como una vulneración de los derechos humanos, entre los cuales está el derecho a la salud. Además de las consecuencias de carácter físico (heridas, problemas gastrointestinales y vasculares, dolencias de diferente índole, además de las lesiones y, en los casos más graves, las muertes), también adquieren relevancia las secuelas en la salud mental y emocional de la víctima (depresión, estrés post-traumático, ansiedad, etc.), así como en su salud sexual y reproductiva (mayor incidencia de problemas ginecológicos, de infecciones de transmisión sexual entre las cuales el VIH, embarazos y abortos no deseados, etc.).

Lugares de intervención

España

Vuestro apoyo

Voluntarízate

Únete a nuestro equipo de voluntariado

Únete a nosotros

Plataforma de trabajo