Dona

El personal sanitario sostiene la vida en la emergencia de Ucrania

Fotografía: Yiannis Yiannakopoulos

El personal sanitario sostiene la vida en la emergencia de Ucrania

En el Día Mundial de la Salud estamos al lado del personal sanitario y humanitario en Ucrania.
Esencial

Reclamamos poner fin a los ataques contra personal sanitario y humanitario e infraestructuras sanitarias en Ucrania.

Chernivtsi/Madrid, 6 de abril de 2022.- Después de dos años de pandemia mundial, hemos aprendido la necesidad de tener sistemas de salud fuertes y contar con suficientes recursos humanos y sanitarios para garantizar nuestro derecho a la salud. En un contexto de conflicto armado como el que se vive estos días en Ucrania, el personal sanitario es además el hilo del que pende la vida de millones de personas.

El sistema sanitario está colapsado, los hospitales y centros de salud sufren ataques continuos y afrontan graves carencias de medicamentos esenciales para poder continuar los tratamientos de los pacientes. Además, la falta de corredores logísticos y humanitarios hace muy difícil garantizar las necesidades básicas de salud de la población y de los centros sanitarios. Así se vive el Día Mundial de la Salud, que se celebra mañana día 7, en el sistema sanitario más tensionado del mundo hoy.

Todos los días recibimos llamadas de hospitales pidiendo ayuda de diferentes provincias de Ucrania. Necesitan medicamentos que son imposibles de conseguir ya a través de sus distribuidores”, explica Olha Afanasieva, técnica de salud de Médicos del Mundo en Ucrania. La organización, que trabaja con un centenar de personas en Ucrania desde 2015, ha tenido que reorientar su actividad debido a las numerosas urgencias que el sistema nacional de salud tiene ahora.

Después del 24 de febrero, cuando comenzó la guerra, tuvimos que ajustar todas nuestras acciones y actividades. Ahora nos centramos en cubrir las necesidades urgentes de las personas desplazadas internas en hospitales en zonas afectadas por el conflicto armado y también en otras provincias”, apunta Irina Yurkova, adjunta a la coordinación médica en Médicos del Mundo en Ucrania, que explica que la prioridad en plena emergencia es asegurar la distribución de medicamentos, equipamiento médico a hospitales y atención en salud mental.

 

El personal sanitario también es refugiado y desplazado

El personal sanitario, al igual que la población ucraniana, tuvo que abandonar sus casas, huyendo y buscando lugares seguros para ellos y sus familias y a la vez teniendo que continuar con sus trabajos para garantizar la vida y la salud de sus conciudadanos: siguieron entregando material esencial para la continuación de tratamientos y llevando a cabo las consultas en remoto de sus pacientes, sobre todo en salud mental y también en atención primaria.

El esfuerzo que el personal sanitario hace para trabajar en este contexto es además perseguido con continuos ataques a estructuras sanitarias. La prestación de la asistencia sanitaria y humanitaria es compleja porque si los centros sanitarios son un objetivo de ataques, el personal sanitario y los pacientes se ven obligados a interrumpir la asistencia, las intervenciones y las urgencias. “Hablamos de personas que no quieren ir a los centros de salud porque puede ser peligroso y hablamos de situaciones que no son aceptables: como mujeres dando a luz en condiciones que no son dignas”, explica Jesús Cruz, coordinador de de la organización en la emergencia en Ucrania. Además, fruto del conflicto armado, en algunas ciudades la población se ha duplicado -incluso triplicado- por la llegada de personas desplazadas, por lo que la atención sanitaria y los recursos disponibles son insuficientes.

Para llegar a algunas ciudades bajo asedio, colaboramos con asociaciones de voluntarios que ayudan a distribuir la medicación necesaria. “Los hospitales donde queremos distribuirlos están muy cerca de la línea del frente y no podemos transportar grandes volúmenes, por lo que lo hacemos poco a poco a través de asociaciones voluntarias”, destaca Ramón Pereiro, logista de Médicos del Mundo en la emergencia en Ucrania.

 

El personal sanitario y humanitario no puede ser un objetivo en el conflicto armado

Médicos del Mundo cree que hay una ausencia de voluntad para crear corredores humanitarios y para dejar de atacar estructuras sanitarias en el país.Este conflicto no respeta el derecho internacional humanitario”, denuncia Jesús Cruz. Desde el pasado 24 de febrero, la Organización Mundial de la Salud ha registrado 85 ataques a estructuras sanitarias que se han cobrado la vida de al menos 73 personas.

Reiteramos la necesidad de un cese inmediato de las hostilidades y de los ataques contra la población civil, objetivos civiles e infraestructuras. Es necesario poner fin a los ataques contra las infraestructuras esenciales, en particular las instalaciones sanitarias, y proporcionar un acceso seguro y sin obstáculos a la ayuda humanitaria a las zonas afectadas, a través de la apertura de corredores humanitarios.

 

Varias personas se refugian en el sótano del hotel después de sonar la sirena que avisa de pòsibles bombardeos. ©Olmo Calvo
Varias personas se refugian en el sótano del hotel después de sonar la sirena que avisa de pòsibles bombardeos. ©Olmo Calvo

 

Puedes apoyar económicamente nuestro trabajo en Ucrania a través de los siguientes canales:

Haz una donación

- Hazte soci@ para apoyar todos nuestros proyectos.

Bizum: 33509

Transferencia bancaria: IBAN ES54 2100 4466 9902 0002 0000

Por teléfono: 91 567 86 01