Dona

Prostitución y trata

Fotografía: Arie Kievit
Intervención con personas en situación de prostitución

Prostitución y trata

26.667

Intervenciones en 2016

9.451

Personas atendidas en situación de prostitución

20.630

Talleres e intervenciones educativas

La situación

Trabajamos con este colectivo desde 1993. Desde entonces, esta actividad ha sufrido importantes modificaciones, pasando de ser ejercida por mujeres españolas con importantes deficiencias culturales y educativas y con problemas de drogodependencias, a serlo por personas de origen extranjero y que, en ocasiones, son sometidas por redes de trata y tráfico de personas.

Nuestra acción

La actividad que realizamos con personas en situación de prostitución tiene entre sus objetivos la atención integral, incluyendo entre otras acciones que repercutan en su mejora del estado de salud social y sanitario, el incremento de su accesibilidad a la red de servicios sanitarios y sociales públicos, promoción de la salud o la reducción de los riesgos asociados al ejercicio de la prostitución.

También trabajamos para detectar posibles víctimas de trata con fines de explotación sexual, derivándolas a recursos especializados y ofreciéndoles atención social, sanitaria y psicológica siempre que sea necesario.

Nuestra actuación trabaja desde un enfoque basado en derechos, donde el  derecho a la salud es muy importante, se trata por tanto de favorecer el acceso al sistema público sanitario y disminuyendo aquellas barreras que dificultan este acceso, como son el temor a ser discriminadas o rechazadas por los profesionales, la vergüenza a ser atendidas en un servicio de salud o los servicios inadecuados de atención.

La intervención se lleva a cabo mediante dispositivos móviles (unidades móviles y trabajo en pisos-clubes) y  dispositivos fijos como pueden ser los  Centros de Atención Socio-sanitaria a Personas en Situación de Prostitución (CASSPEP).

Para abordar estas actividades, en los últimos años hemos incrementado metodologías participativas que favorecen el empoderamiento de estas personas desde una perspectiva de género así como el trabajo en red con otras organizaciones y agentes de la sociedad civil tanto en el ámbito de la prostitución como en el ámbito de la trata.

Una de estas metodologías es la capacitación de personas en situación de prostitución como agentes de salud -educación de pares o iguales-. Para ello se forma a las agentes de salud para que puedan replicar los conocimientos adquiridos a otras personas con las que entra el contacto el programa de prostitución.

Asimismo se ofrecen diversos servicios profesionales más específicos, como actuaciones de mediación intercultural, atención endocrina para personas transexuales (Comunidad de Madrid), apoyo a la adherencia terapéutica en personas que viven con VIH o actuaciones de reducción de riesgos y daños asociados al consumo de drogas.

Una línea de intervención prioritaria es la recogida por parte del personal del programa de testimonios de vulneración de derechos. Esta línea de trabajo implica una intervención más activa en la defensa de los derechos de las personas en situación de prostitución y víctimas de trata con fines de explotación sexual.

 

Nuestra opinión

El enfoque que hemos adoptado y que siguen la mayoría de los organismos internacionales es considerar la prostitución como una vulneración de los derechos humanos. La vulnerabilidad se relaciona con el trasfondo de desigualdad, que es preciso tener presente tanto en la prevención como en la reintegración del derecho de esas personas.

La trata de personas con fines de explotación sexual es una cuestión basada en el género, porque afecta en mayor medida a mujeres y niñas, y debe verse como una manifestación extrema de violencia contra las mujeres en la que se utilizan diversas formas, medios y sujetos para llevarla a cabo y en la que se articulan estructuras complejas para su comisión. Además, constituye una grave violación a los derechos humanos reconocidos internacionalmente, priva a la víctima del ejercicio de su libre voluntad y de la capacidad de controlar su propia vida y cuerpo. La trata vulnera el artículo 4 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: "nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas"

Por todo esto, trabajamos en el ámbito de la explotación sexual desde hace más de 20 años incorporando paulatinamente el enfoque multidisciplinar de género y de Derechos Humanos.

1
Prostitución y Trata - MdM España

Cambio social

Desde la perspectiva de la Educación para la Transformación Social fomentamos la implicación de la sociedad civil contra la grave vulneración de los Derechos Humanos que sufren las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual. Y lo hacemos desde el análisis de las causas y consecuencias de este hecho, incitando a la reflexión social y la tolerancia cero, mediante herramientas de sensibilización.

1
Desmitificando la prostitución

Lugares de intervención

España

Vuestro apoyo

Únete a nosotros

Plataforma de trabajo

Newsletter

Mantente actualizado