Dona

Prostitución y trata

Fotografía: Arie Kievit
Intervención con personas en situación de prostitución

Prostitución y trata

26.667

Intervenciones en 2016

9.451

Personas atendidas en situación de prostitución

20.630

Talleres e intervenciones educativas

La situación

Se calcula que la prostitución alcanza a unos 40 millones de personas en el mundo; el 80% son niñas y mujeres, y la gran mayoría menores de 25 años. En España se estima que unas 45.000 mujeres y niñas se encuentran en situación de prostitución. La trata con fines de explotación sexual es una realidad estrechamente ligada a este fenómeno, que Médicos del Mundo denuncia incansablemente.

Nuestra acción

Trabajamos desde 1993 para defender los derechos de las personas en situación de prostitución, y en concreto el derecho a la salud. Nuestro objetivo prioritario es que consigan acceder a los servicios sociales y sanitarios públicos, algo que no siempre es fácil por las barreras que encuentran: horarios inadecuados para ellas, sentimientos de culpabilidad o casos de discriminación. Además, llevamos a cabo actividades de promoción de la salud, especialmente enfocadas a la prevención del VIH/Sida y otras infecciones de transmisión sexual.

Las unidades móviles de Médicos del Mundo acuden a zonas de calle, polígonos industriales, clubes o pisos en los que se desarrolla la prostitución, pero también contamos con puntos fijos de atención, como los Centros de Atención Sociosanitaria a personas en situación de prostitución (CASPEP). A través de estos recursos se facilita información y orientación integral, atención psicológica y ginecológica, entre otras acciones.

En 2016, Médicos del Mundo facilitó atención a cerca de 10.000 personas, de las que el 86% eran de origen extranjero. El grupo de edad más numeroso era el de mujeres (91%) de entre 35 y 44 años, seguido del tramo de entre 25 y 34.

Para nuestra organización es importante involucrar a las protagonistas en el diseño de los programas de atención, por lo que promovemos iniciativas como la "Educación de Pares" o de iguales. Consiste en lograr que sean las propias mujeres en situación de prostitución quienes asesoren a sus compañeras en asuntos relacionados con la salud y la prevención de la violencia de género. Sólo en 2016 se han formado más de 130 educadoras en estas materias.

También facilitamos servicios profesionales, como la mediación intercultural –clave cuando la mayoría de las mujeres afectadas proceden de Latinoamérica, Europa del Este y África Subsahariana-, el apoyo a personas que viven con VIH para asegurar que no abandonan sus tratamientos, el asesoramiento jurídico para la regularización de la situación administrativa de personas seropositivas por motivos humanitarios, atención endocrina para personas transexuales (Madrid), actuaciones de reducción de riesgos y daños, o el asesoramiento para mujeres que presentan usos problemáticos de drogas y desean someterse a tratamientos orientados al abandono del consumo.

Y finalmente, ponemos énfasis en la incidencia política para lograr cambios normativos que protejan a las personas en situación de prostitución y documentamos activamente la vulneración de derechos que sufren, a través de la recogida de testimonios que llevan a cabo nuestros equipos.

Respecto a la trata de personas con fines de explotación sexual, y puesto que es un fenómeno ligado directamente con la prostitución, trabajamos para detectar posibles víctimas de este delito, las derivamos a recursos especializados y les ofrecemos atención social, sanitaria y psicológica siempre que sea necesario.

 

 

Nuestra opinión

Entendemos la prostitución como una relación de desigualdad de género, en la que una persona, por motivos económicos, legales, sociales o culturales se ve obligada a prestar a otras determinados servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de contraprestación. La prostitución está basada en la sumisión sexual de las mujeres y en la explotación basada en relaciones de poder y provoca servidumbre.

En los más 20 años que llevamos interviniendo con este colectivo, hemos atendido a cerca de 100.000 personas en situación de prostitución y constatando que este hecho vulnera los derechos humanos de las mujeres implicadas y afecta muy negativamente a su salud física, psíquica y social. Sufren estigma social y violencia sistemática, como comprobamos en nuestro trabajo de campo: los testimonios sobre clientes prostituidores que recurren al chantaje emocional para la realización de prácticas de riesgo y las agreden física y verbalmente son alarmantemente frecuentes. Las consecuencias del ejercicio de la prostitución para la salud mental son similares a las que sufren las personas sometidas a torturas.

En cuanto a la trata de personas con fines de explotación sexual, es también una cuestión basada en el género, porque afecta en mayor medida a mujeres y niñas, y debe verse como una manifestación extrema de violencia contra las mujeres en la que se utilizan diversas formas, medios y sujetos para llevarla a cabo y en la que se articulan estructuras complejas para su comisión. Además, constituye una grave violación del artículo 4 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: "nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas"

 

1
Prostitución y Trata - MdM España

Cambio social

Desde la perspectiva de la Educación para la Transformación Social, fomentamos la implicación de la sociedad civil contra la grave vulneración de los derechos humanos que sufren las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual. Y lo hacemos desde el análisis de las causas y consecuencias de este hecho, incitando a la reflexión social y la tolerancia cero, mediante herramientas de sensibilización.

1
Desmitificando la prostitución

Lugares de intervención

España

Vuestro apoyo

Únete a nosotros

Plataforma de trabajo

Newsletter

Mantente actualizado