Dona

Prostitución y trata de seres humanos con fines de explotación sexual

Fotografía: Arie Kievit
Intervención con personas en situación de prostitución

Prostitución y trata de seres humanos con fines de explotación sexual

25.630

intervenciones en 2019: 16.042 sociales, 4.155 sanitarias y 5.443 psicológicas 

10.123

personas atendidas en 2019: 9.852 mujeres (de ellas 544 mujeres trans) y 271 hombres (de ellos 2 hombres trans- de 24 nacionalidades distintas 

3092

talleres individuales de educación para la salud y 13.684 intervenciones educativas (tanto grupales como individuales) en 2019

La situación

Médicos del Mundo considera que la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la prostitución son dos realidades indisociables, que representan una vulneración sistemática de los derechos humanos, como parte de una estructura desigual de género, adoptando un posicionamiento abolicionista frente a la prostitución.

El año 2017 conmemorábamos 25 años de intervención con personas en situación de prostitución.

La trata con fines de explotación sexual es una realidad estrechamente ligada a este fenómeno, que Médicos del Mundo denuncia incansablemente.

Durante 2019 se han fomentado procesos de empoderamiento de las personas en situación de prostitución, desarrollado estrategias de sensibilización social y apostado por un posicionamiento político claramente abolicionista. Además, se aprobó y ratificó la Política de prostitución y trata en Médicos del Mundo que concreta las líneas de acción tanto en el ámbito internacional como en el ámbito estatal. Este trabajo se complementa con la formación a los equipos que intervienen con personas en situación de prostitución, así como con acciones de incidencia política y de sensibilización en los días referentes como el 23 de septiembre, Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas.

Nuestra acción

Hace 28 años de la puesta en marcha del primer programa de atención a personas en situación de prostitución de Médicos del Mundo (1992), en un contexto muy diferente al que actualmente nos encontramos. Comenzamos esta labor a través de actuaciones de prevención de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. En sus inicios, la mayoría de personas atendidas eran mujeres de nacionalidad española. Con el paso del tiempo, este escenario se ha transformado radicalmente, hasta llegar a un perfil mayoritario de mujeres procedentes de otros países. A la vez, hemos ido aplicando nuevos enfoques en su actuación en este ámbito, fomentando procesos de empoderamiento de las personas en situación de prostitución, desarrollando estrategias de sensibilización social y construyendo un posicionamiento político claramente abolicionista. Nuestro objetivo prioritario es que consigan acceder a los servicios sociales y sanitarios públicos, algo que no siempre es fácil por las barreras que encuentran: horarios inadecuados para ellas, sentimientos de culpabilidad o casos de discriminación. Además, llevamos a cabo actividades de promoción de la salud, especialmente enfocadas a la prevención del VIH/Sida y otras infecciones de transmisión sexual.

Las unidades móviles acuden a zonas de calle, polígonos industriales, clubes o pisos en los que se desarrolla la prostitución, pero también contamos con puntos fijos de atención, como el Centro de Atención Sociosanitaria a Personas en Situación de Prostitución (CASSPEP) en Palma de Mallorca. A través de estos recursos se facilita información y orientación integral, atención psicológica y ginecológica, entre otras acciones.

Para nuestra organización es importante involucrar a las protagonistas en el diseño de los programas de atención, por lo que promovemos iniciativas como la "Educación de Pares" o de iguales. Consiste en lograr que sean las propias mujeres en situación de prostitución quienes asesoren a sus compañeras en asuntos relacionados con la salud y la prevención de la violencia de género. 

Consideramos que la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la prostitución son dos realidades indisociables, que representan una vulneración sistemática de los derechos humanos y que emanan de una estructura desigual de género. Desde este punto de vista, se apuesta por caminar hacia la abolición de la prostitución.

También facilitamos servicios profesionales, como la mediación intercultural –clave cuando la mayoría de las mujeres afectadas proceden de Latinoamérica, Europa del Este y África Subsahariana-, el apoyo a personas que viven con VIH para asegurar que no abandonan sus tratamientos, el asesoramiento jurídico para la regularización de la situación administrativa de personas seropositivas por motivos humanitarios, atención endocrina para personas transexuales (Madrid), actuaciones de reducción de riesgos y daños, o el asesoramiento para mujeres que presentan usos problemáticos de drogas y desean someterse a tratamientos orientados al abandono del consumo.

Y finalmente, ponemos énfasis en la incidencia política para lograr cambios normativos que protejan a las personas en situación de prostitución y documentamos activamente la vulneración de derechos que sufren, a través de la recogida de testimonios que llevan a cabo nuestros equipos. Desarrollamos acciones de incidencia política y de sensibilización en las diferentes redes y plataformas autonómicas en las que tiene presencia, así como a través de su participación en la Red Española contra la Trata de Personas. 

Respecto a la trata de personas con fines de explotación sexual, y puesto que es un fenómeno ligado directamente con la prostitución, trabajamos para detectar posibles víctimas de este delito, las derivamos a recursos especializados y les ofrecemos atención social, sanitaria y psicológica siempre que sea necesario.

En 2019 se han realizado acciones en las diferentes redes y plataformas autonómicas, a través de la participación en la Red Española contra la Trata de Personas. Destaca la participación de Médicos del Mundo en la redacción de un borrador de propuesta de ley integral contra la trata de personas, elemento esencial para poder abordar de manera eficaz la lucha contra esta violación y la adecuada atención a las supervivientes con un enfoque de derechos humanos y no sólo de persecución del delito.

Fruto del trabajo entre el grupo de voluntariado de prostitución y trata y el departamento de programas estatales y autonómicos de la organización, también se ha finalizado una guía para la identificación y derivación de víctimas de trata con fines de explotación sexual.

Destaca el proyecto que se desarrolla en Asturias, “Acercamiento e intervención psicosocial con mujeres que son o han sido prostituidas del Principado de Asturias”, que compara las patologías con las de víctimas de violencia de género y el contexto migratorio.

 

Intervención con titulares de derechos 

Durante 2019 se realizaron 25.630 intervenciones con 10.123 personas: 16.042 sociales, 4.155 sanitarias y 5.443 psicológicas. Además, se han realizado 335 acompañamientos y 1.416 derivaciones a servicios sociosanitarios.

La organización ha llevado a cabo también actividades de educación para la salud, que incluyen talleres sobre conductas seguras y de salud sexual y reproductiva e intervenciones educativas de tipo social y sanitario. Se han realizado 3.092 talleres individuales de educación para la salud y 13.684 intervenciones educativas (tanto grupales como individuales).

Además se ha capacitado a 145 personas en situación de prostitución como educadoras de pares para facilitar y mediar con otras mujeres en la promoción de la salud y prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS). En este ámbito, 9.147 personas en situación de prostitución o trata participaron en actividades en las que se dieron a conocer sus derechos. Se identificaron y visibilizaron 623 vulneraciones de derechos (499 de mujeres, 115 de personas trans y 9 de hombres) relacionadas con el acceso al derecho a la salud; pero también con situaciones de abusos (20), agresiones físicas (36), sexuales (15), violencia de género, robos o discriminación.

Médicos del Mundo presentó 39 reclamaciones relativas a sus derechos, 28 de ellas en el ámbito judicial y 11 en el administrativo. 419 personas en situación de prostitución superaron barreras y ejercieron sus derechos relacionados con problemas administrativos y de acceso al sistema sanitario. También se identificaron otros muchos casos de personas, fundamentalmente mujeres, que salieron de la prostitución o de la trata.

En 2019, Médicos del Mundo ha atendido a 10.123 personas en situación de prostitución y trata -9.852 mujeres (de ellas 544 mujeres trans) y 271 hombres (de ellos 2 hombres trans- de 24 nacionalidades distintas. 1.023 de las mismas con nacionalidad española y 9.100 extranjeras. La mayoría de estas personas -6.104- son de origen latinoamericano, pero también destacan personas de Europa del Este, 1.506 de las atendidas; personas españolas 1.022 y subsaharianas 864. La franja de edad mayoritaria se encuentra entre los 18 y los 34 años: 4.449 personas, seguida de 35-44 años: 3.367 personas. Cabe destacar la atención a 482 personas mayores de 55 años y a 29 menores de edad.

De las 918 personas con indicios de ser víctimas de trata, un 21% más que el pasado año, 556 tienen entre 18-34 años, 249 entre 35-44 años, 89 entre 45-54 y 21 son mayores de 55.

 

 

Nuestra opinión

Entendemos la prostitución como una relación de desigualdad de género, en la que una persona, por motivos económicos, legales, sociales o culturales se ve obligada a prestar a otras determinados servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de contraprestación. La prostitución está basada en la sumisión sexual de las mujeres y en la explotación basada en relaciones de poder y provoca servidumbre.

 

En los 25 años que llevamos interviniendo con este colectivo, hemos atendido a cerca de 100.000 personas en situación de prostitución y constatando que este hecho vulnera los derechos humanos de las mujeres implicadas y afecta muy negativamente a su salud física, psíquica y social. Sufren estigma social y violencia sistemática, como comprobamos en nuestro trabajo de campo: los testimonios sobre clientes prostituidores que recurren al chantaje emocional para la realización de prácticas de riesgo y las agreden física y verbalmente son alarmantemente frecuentes. Las consecuencias del ejercicio de la prostitución para la salud mental son similares a las que sufren las personas sometidas a torturas.

En cuanto a la trata de personas con fines de explotación sexual, es también una cuestión basada en el género, porque afecta en mayor medida a mujeres y niñas, y debe verse como una manifestación extrema de violencia contra las mujeres en la que se utilizan diversas formas, medios y sujetos para llevarla a cabo y en la que se articulan estructuras complejas para su comisión. Además, constituye una grave violación del artículo 4 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: "nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas".

Acceso a la Política sobre Prostitución y Trata de Personas con fines de Explotación Sexual de Médicos del Mundo, aprobado en la Asamblea General de Socios y Socias de MdM el 8 de junio de 2019.

 

1
Prostitución y Trata - MdM España

Cambio social

Desde la perspectiva de la Educación para la Transformación Social, fomentamos la implicación de la sociedad civil contra la grave vulneración de los derechos humanos que sufren las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual. Y lo hacemos desde el análisis de las causas y consecuencias de este hecho, incitando a la reflexión social y la tolerancia cero, mediante herramientas de sensibilización.

Como cada 23 de septiembre, conmemoramos el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, con diversas actividades organizadas por las sedes autonómicas en las que tenemos presencia. 

Se ha elaborado una "Guía para el abordaje del fenómeno de la trata con fines de explotación sexual en medios de comunicación", junto al Gobierno de Aragón.

 

Intervención con titulres de responsabilidades

Médicos del Mundo, a través de las diferentes sedes autonómicas, trabaja en sensibilización y movilización ciudadana para visibilizar las vulneraciones que sufren las personas víctimas de la trata con fines de explotación sexual. En el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, que se conmemora cada 23 de septiembre, la organización llevó a cabo dos exposiciones fotográficas: “Alfonsina, Elsa y Cristina. La Historia que Somos” en Aragón y la exposición #prostitucionuaicrua en Ibiza.

Además se celebraron las VI jornadas 'Prostitución y trata con fines de explotación sexual' en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Castilla-La Mancha y la jornada 'El fenómeno de la prostitución y la trata con fines de explotación sexual en España. Realidades y retos' en Zaragoza, así como una performance en la Ciudad Universitaria de Madrid, acciones de calle, exposiciones, ciclos de cine, etc

La organización llevó esta vulneración de derechos a la opinión pública con el lanzamiento de la campaña ‘Hablan los puteros’, elaborada con frases reales extraídas de blogs y foros y dirigida a los hombres que nunca han pagado por mantener relaciones sexuales pero que callan cuando sus amigos presumen de recurrir a la prostitución.

Además, cabe destacar las formaciones al personal técnico y voluntario en detección y derivación de víctimas de trata, junto con Save the children, en Canarias, Asturias, Valencia, Alicante y Melilla.

A lo largo de 2019, 47 organizaciones se han vinculado con Médicos del Mundo para defender conjuntamente los derechos de las personas en situación de prostitución y trata.

 

Intervención con titulares de obligaciones 

En 2019 se consiguieron 11 compromisos por parte de representantes de organizaciones políticas relacionadas con el ámbito de prostitución y trata en diferentes comunidades autónomas. En su mayoría fueron compromisos asumidos por representantes de las administraciones autonómicas y locales.

Resultado de este trabajo, en los últimos cinco años se consiguieron 13 modificaciones en el ámbito legal (2 de ellas en 2019), normas que establecen considerar la prostitución como una forma de violencia de género, la elaboración de protocolos de actuación ante la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la paralización de ordenanzas municipales lesivas para las mujeres. También se defendieron los derechos de mujeres en situación de prostitución o trata interponiendo recursos, consiguiéndose tres resoluciones favorables, especialmente con el apoyo de las defensorías del pueblo.

1
Desmitificando la prostitución

Lugares de intervención

España

Vuestro apoyo

Únete a nosotros

Plataforma de trabajo

Newsletter

Mantente actualizado